REPORTAJES

Lepra, un mal silenciosos que puede causar la muerte.

• Era interpretado como una maldición de dioses, el castigo del pecado, de una enfermedad hereditaria.
Continúa siendo endémica en distintas regiones del mundo.
En la actualidad siendo bien tratada no hay riesgo de contagio.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- El último domingo del mes de enero, ha sido declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “El Día Mundial de la Lucha contra la Lepra”, en reconocimiento al esfuerzo del escritor y periodista francés Raoul Follereau quien dedicó su vida a la lucha contra la estigma y discriminación de personas afectadas por esta enfermedad, llevando a cabo la primera jornada de sensibilización a la población en 1954.

A esta patología también se la conoce como la enfermedad de Hansen, porque fue el médico noruego Gerhard Armauer Hansen, quien descubrió el bacilo que la causa en 1873; aunque ha sido reconocida por antiguas culturas desde el año 1 400 a.C.

La lepra o enfermedad de Hansen es una enfermedad infecciosa, provocada por el bacilo Mycobacterium leprae, que afecta a la piel y al sistema nervioso periférico, el micobacterium es de baja virulencia, para contagiarse de lepra se necesita:

• Convivir con el paciente con bacilos activos por años (un contacto íntimo y prolongado) presente en la piel, sobre todo si hay lesiones abiertas o ulceradas, en un periodo de incubación de 5 a 10 años para contraer la enfermedad

• Estar genéticamente predispuesto para adquirir la enfermedad, hay un factor de resistencia natural de la lepra que está presente en el 95% de la población.

• El bacilo se elimina de los enfermos por la piel, mucosas, lágrimas. Llega al receptor probablemente por vía aérea a la mucosa nasal donde vencidas las barreras naturales, se disemina por vía linfática y por vía hematógena.

La lepra fue incurable hasta 1941, año en que se descubrió el primer fármaco eficaz contra la enfermedad, las sulfonas. Tras ese hito terapéutico, se desarrolló la clofazimina en 1958; más tarde, el medicamento más eficaz contra ella, la rifampicina; y, por último otros antibióticos como la claritromicina, el moxifloxacino y la minociclina, Al principio, estos fármacos se suministraban de forma aislada, pero las recaídas condujeron a la administración de los tres medicamentos (sulfonas, clofazimina y rifampicina) de forma simultánea, lo que se conoce como multiterapia, a partir de 1980.

Presenta dos tipos principales: la lepra tuberculoide, que produce grandes manchas hipoestésicas y más tarde anestésicas, y la lepra lepromatosa, que origina grandes nódulos en la piel (lepromas); La progresión de las lesiones es causa de grandes deformaciones.

Lo grave de esta enfermedad es que si no se atiende adecuadamente, llega a producir un daño neurológico periférico, es decir que afectará brazos y piernas llegando a la pérdida de sensibilidad y debilidad en las extremidades y finalmente provocar la mutilación de los miembros, brazos, dedos y piernas.

La Historia.

No se sabe si la Lepra se originó en África o Asia, pero alcanzó a Europa a través de los ejércitos conquistadores de Alexander el Grande, circa 300 A.C. Devastó Europa y el Oriente Medio durante las Edades Oscuras, hasta aproximadamente 1870.

Durante este período, el atestamiento, el saneamiento pobre, y la desnutrición de la gente pobre que compuso la mayoría de la población contribuyó a una alta incidencia de la lepra. Las condiciones socioeconómicas Mejoradas llevaron a una caída dramática en el número de nuevos casos.

La Lepra alcanzó Suramérica de invasores coloniales, sobre todo a través de los esclavos Africanos traídos en el país.

En muchas de las historias de mundo, la lepra era incurable y de desfiguramiento, situación que llevó a la sensación del horror y al miedo, sensaciones con las cuales miraban a los leprosos.

La inyección del aceite de Chaulmoogra era uno de los pocos tratamientos que beneficiaron por lo menos a algunos pacientes. Sin Embargo, su eficacia en el largo plazo era improbada, y las inyecciones eran muy dolorosas.

En 1921, la Sanidad Pública de los E.E.U.U. fijó un centro para el estudio y el tratamiento de la lepra en Carville, Luisiana, que se conocía como “Carville.” Era un centro de investigación primero de la lepra y una unidad residencial para los pacientes de la lepra, que eran a menudo incómodos a otra parte.

Un gran paso de progresión hacia adelante fue hecho con el descubrimiento en 1940, en Carville, que las sulfonas eran efectivas en tratar la lepra, tanto de modo que el aislamiento fuera no más tan necesario que el paciente hizo rápidamente no contagioso.

La cuarentena en colonias del leproso fue suprimida por el decreto oficial solamente tan tarde como los años 60.

Actualidad.

En la actualidad, se estima que hay de uno a dos millones de personas con enfermedad de Hansen en el mundo, según la OMS. Su expansión geográfica coincide con la pobreza, Los países con mayor prevalencia son India y Brasil, donde se diagnostican el 80% de los nuevos casos.

Mucho progreso se ha hecho en la rehabilitación y la cirugía plástica para restablecer la normalidad cosmética y funcional para los pacientes de la lepra que han perdido las piezas de sus superficies o limbos a la lepra.

El Diagnóstico precoz y el tratamiento con el MDT sigue siendo la primera opción para curar la lepra y para prevenir daño a largo plazo a los nervios, a la deformidad resultante y a la incapacidad, y corta el encadenamiento de la transmisión.

Las Vacunas contra el bacilo todavía están en fase de desarrollo. Los esfuerzos Activos también se centran en maneras que se convierten de diagnosticar individuos y a comunidades en de alto riesgo de contratar la enfermedad de contactos.

La region del Istmo.

Del 2000 al 2013 se han presentado 133 casos en la región del Istmo.

En el año 2012 el registro de pacientes prevalentes con el diagnóstico de lepra es de 36 con una tasa de incidencia del 1.34 por 10 mil habitantes de estos el 42 por ciento corresponde a paucibacilares y el 58 por ciento a multibacilares de los cuales el 100 por ciento no presenta discapacidad. De los pacientes que se tienen registrados el 100% recibe tratamiento con poliquimioterapia.

En relación con los grupos de edad afectados para el 2011, el 30.7 por ciento de los casos se presentaron en los mayores de 65 años y más, en la misma proporción los del grupo de edad de 45 a 64 años, el de 25 a 44 años en un 15.3 por ciento de 15 a 24 en un 7.6 por ciento y por último el grupo de 5 a 14 con 15.3 por ciento.

En la Jurisdiccional Sanitaria 02 “Istmo” se registraron 37 casos en el periodo comprendido del 2010 al 2013, 8 casos en el 2010, 7 casos en el 2011, 8 casos en el 2012, 14 casos en el 2013.

Ocupando el lugar número 2 a nivel estatal, antecedida en el primer lugar por Jurisdicción Sanitarían número 4 de La Costa.

Históricamente los municipios más afectados son: Juchitán de Zaragoza, Salina Cruz, Santo Domingo Tehuantepec, Matías Romero, Chahuites, Santo Domingo Ingenio, Santiago Niltepec, San Pedro Tapanatepec, San Blas Atempa.

En el 2013, Chahuites: presentó 6 casos (4 hombres y 2 mujeres) con una afectación de 5.5 por 10 mil habitantes.

Asunción Ixtaltepec; 1 caso (1 hombre) con una afectación 0.6 por 10 mil habitantes, San Blas Atempa; 2 casos (2 mujeres) con una afectación de 1.6 por cada 10 mil habitantes, Santiago Niltepec; 1 caso, (1 mujer) afectación 3.4 por cada 10 mil habitantes y la séptima sección de Juchitán de Zaragoza; 4 casos, (2 hombres y 2 mujeres) con una afectación 6.4 por cada 10 000 habitantes.

En el 2014; se diagnosticaron 13 casos, en el 2015; 6 casos diagnosticados, en el 2016, 7 casos diagnosticados y en tratamiento, de los cuales hay 1 defunción por otra causa, pero portador de Enfermedad de Hansen, mientras que en el 2017; se tuvo un caso diagnosticado y en tratamiento.

El combate a la epidemia de la Lepra, debe basarse en principios éticos aceptados universalmente, de respeto pleno a los derechos humanos y a la dignidad de las personas que padecen esta enfermedad, lo que implica una acción enérgica para combatir el estigma y la discriminación.

Las estrategias.

En 2016 la OMS presentó su Estrategia mundial para la lepra 2016–2020: acelerar la acción hacia un mundo sin lepra, destinada a reforzar los esfuerzos por controlar la enfermedad. La estrategia se centra en evitar las discapacidades, especialmente entre los niños.

Estrategia mundial para la lepra 2016–2020: Acelerar la acción hacia un mundo sin lepra
La Estrategia Mundial contra la Lepra 2016-2020 se estructura en torno a los tres pilares básicos siguientes: Pilar I: Reforzar la implicación de los gobiernos, la coordinación y las alianzas, Pilar II: Detener la lepra y sus complicaciones, Pilar III: Acabar con la discriminación y fomentar la inclusión.

En agosto de 2016 la OMS publicó un Manual operativo para facilitar la adaptación y aplicación de la Estrategia mundial contra la lepra 2016-2020, cuyo objetivo es proporcionar a los gestores de los programas nacionales de lepra (o de entidades equivalentes) orientaciones sobre la adaptación y aplicación de la mencionada estrategia, dependiendo de la carga epidemiológica existente en sus países.

En marzo de 2017, el Programa Mundial contra la Lepra publicó su Estrategia Mundial para la lepra 2016-2020 – Guía de monitoreo y evaluación. Este Programa Mundial está asumiendo el liderazgo de la expansión de la red de vigilancia de la farmacorresistencia de la lepra, definida por la Estrategia Mundial contra la Lepracomo una intervención fundamental.

Fuentes: OMS, News Medical y Jurisdicción Sanitaria número dos Istmo.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificar también

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios