ESCENARIO POLÍTICO

La desinformación en torno al proyecto eólico

Escenario Político.

Por Gubidxa Guerrero.

Una multimillonaria inversión está en juego. A pesar de que algunos funcionarios gubernamentales y los altos ejecutivos de la empresa Eólica del Sur afirmen que la Consulta a la sociedad juchiteca no detendrá el proyecto constructivo de un parque eólico, y a pesar de que algunas personas lo vean como un mero “trámite”, el asunto puede tomar un giro inesperado, pues se está convirtiendo en tema político de mayor importancia.

            Recordemos cómo en el sexenio de Vicente Fox se detuvo un megaproyecto –el Aeropuerto Internacional– en los terrenos de San Salvador Atenco y otros pueblos mexiquenses. El año pasado se canceló el proyecto de Mareña Renovables (Eólica del Sur con otro nombre) en el territorio de San Dionisio del Mar. Pensar que con la firma de unos cuantos contratos y la mera convocatoria de Consulta, las obras se realizarán, es pecar de ingenuos.

            Desde hace más de tres años he venido escribiendo sobre la pertinencia de la información clara y veraz para una libre elección. Satanizar una manera de producir energía es absurdo e incongruente, pues todos la utilizamos. Santificarla es igual de absurdo y hasta ingenuo, porque ninguna empresa viene a hacer favores; más bien a procurar ganancias, y mientras menos ganen los pueblos, más ganarán ellas. Lo importante es saber negociar, estar informados y decidir colectivamente. Ni viles mercenarios que venderían a su pueblo por tres pesos, ni falsos profetas que venderían una ‘lucha’ por igual cantidad.

Unidos e informados todos ganan. La información es vital para tomar una cprrecta decisión en un tema que afectará por varias décadas el destino de los terrenos colectivos. Por desgracia existe un vacío de información que provoca que unos cuantos vivales la aprovechen para dos fines: sembrar el pánico contra los proyectos, o presentar selectivamente sus ‘bondades’.

            Todo proyecto de inversión tiene pros y contras. Por ello, en entregas subsecuentes de esta columna mantendremos un diálogo franco con distintos especialistas de un tema que va tomando fuerza, siendo parte ya de la agenda política del círculo más alto de poder en México.

            ¿Qué porcentajes reales de ganancias dejarán las inversiones a los pueblos? ¿Qué similitudes y diferencias hay entre negocios del rubro en la región? ¿Es legalmente posible dar energía a las poblaciones? ¿Qué diferencia hay entre un terreno particular y los bienes comunales? ¿Qué beneficios indirectos para la ecología y la economía arrojarán los proyectos? ¿Qué repercusiones contrarias? ¿Por qué es pertinente que en Juchitán toda la sociedad sea tomada en cuenta?

            Me gustaría finalizar con el fragmento de un texto que publiqué hace varios años: “Sí a los aerogeneradores, pero con pagos justos y beneficio social visible. No a las empresas que sólo quieran un beneficio fácil. Sí a las empresas que respeten la voluntad de la sociedad y que realicen proyectos benéficos para las comunidades. Lo ideal es que todos ganemos”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificar también

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios