Una de las feroces batalles como hace más de quinientos años contra la conquista, se dará nuevamente entre el Pueblo Zapoteca de los Binni Zaa y los actuales despojadores de tierras en el Istmo de Tehuantepec.

Considerado el puente natural entre el Golfo de México, el Océano Pacífico, Norte América y Centro América por ser una zona de tránsito, migración, tráfico y comunicación entre pueblos,naciones,sociedades y economías desde tiempo prehispánicos hasta el presente, el Istmo de Tehuantepec, es una región donde hemos convivido grupos étnicos diferenciados lingüística y culturalmente pero relacionados a través del comercio y de los centros de dominio establecido por los Zapotecas1 .

Nuestra identidad, está presente en el origen guerrero de los zapotecas, por ello fuimos elegidos por Zaachila III para poner un cerco a la expansión Azteca2

A la llegada de los primeros españoles, el Istmo de Tehuantepec, era una codiciada ruta de tránsito entre mexicas, zapotecas y mayas, a cuyos centros de poder estaban subordinados señoríos autónomos3.

Durante la Conquista, Hernán Cortez es quien ubica la geografía estratégica de nuestro territorio identificada como Istmo por ser un estrecho de tierra que separa dos mares.

Siglos después, durante el régimen del Porfiriato, se despojó a indígenas de la Región del Istmo de cientos de miles de hectáreas que fueron cedidas a empresas Estadounidenses e Inglesas para desarrollar grandes proyectos de infraestructura. Solo la Revolución, hizo que las tierras fueran nuevamente recuperadas por los Indígenas del Istmo de Tehuantepec.

Este proceso siguió décadas adelante, en los 70’s la COCEI encabezo la lucha agraria contra el acaparamiento de tierras. Se fundan los Ejidos Charis, Álvaro Obregón y Zapata. En esta lucha se construye el poder popular desde abajo y se gana el Ayuntamiento de Juchitan en los 80’s

Es a comienzos de los noventas, cuando se viene una nueva oleada de invasión sobre las tierras del Istmo, pero ahora con una nueva característica, como entes económicos que ven en los efectos devastadores provocados por el cambio climático, la gran oportunidad de hacer negocios a costa de los recursos naturales de los Estados.

Es así como las llamadas Empresas Transnacionales de Generación y Distribución de Energía Eólica, aparecen en el Istmo de Tehuantepec para impulsar el Proyecto Eólico del Istmo.

Lo anterior, no es para los Zapotecas un hecho aislado, si recordamos que es precisamente durante el Gobierno Salinista cuando se da inicio con la ola privatizadora de los bienes nacionales y se da la primera contra reforma Agraria para favorecer a la privatización de tierras en el país, siendo el punto cumbre de este gobierno caracterizado por él neoliberalismo, la incorporación desventajosa de México al Tratado de Libre Comercio con América del Norte y Canadá, política económica que siguió al pie de la letra Ernesto Zedillo Ponce de León quien lo sucedió en el poder.

Vicente Fox y Felipe Calderón, nada diferenciaron sus Gobiernos de su antecesor, al contrario, dieron mayor empuje a esta política neoliberal dictada desde las grandes economías. El primero, en Marzo del 2001 dio a conocer el Plan Puebla Panamá que contempla en su origen a México; Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, el segundo en Junio del 2008 fue el anfitrión de la Décima Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, en la Ciudad de Villahermosa, estado de Tabasco donde presidentes de nueve países firmaron la Declaración de Villahermosa donde plantearon la transformación del Plan Puebla Panamá en Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica o Proyecto Mesoamérica y que en el Istmo de Tehuantepec contempla, la construcción de carreteras, rehabilitación del puerto de Salina Cruz, tareas del mejoramiento del Ferrocarril y Aeropuerto, así como la construcción de Parques Eólicos, obras muchas ya concluidas, otras en proceso y otras tantas por realizarse.

Este es el contexto de nuestra resistencia por la defensa de nuestras más de 68 Mil Hectáreas de Bienes Comunales en Juchitán, tierras del Pueblo Zapoteca donde se pretenden instalar por parte de la Empresa Eólica del Sur 132 Aerogeneradores tipo Vestas distribuidos de la siguiente manera: El primer proyecto Eólico denominado XTIPA BI pretende instalar 72 aerogeneradores en el Municipio de El Espinal y el segundo proyecto Eólico denominad BII NISA, contempla 60 Aerogeneradores a instalar en el Municipio de Juchitán de Zaragoza, ambos Municipios establecidos dentro los Bienes Comunales de Juchitán.

Según los datos proporcionados por la Coordinación de Energías Renovables de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado de Oaxaca en su página oficial, El Istmo de Tehuantepec, es una de las regiones del mundo con el mayor potencial para generar energía eólica y estimando los factores de planta en la zona en

másdeun48%,significaquelamayoríadelosproyectosubicados enel Istmo, son financieramente viables. Esta misma dependencia gubernamental establece que el Corredor Eólico del Istmo de Tehuantepec cuenta con un total de 15 centrales en operación, propiedad de 8 empresas, las cuales ocupan una superficie de 11,079 hectáreas donde se han instalado 917 aerogeneradores , con una inversión de 2,506.53 Millones de Dólares.

En la misma página oficial, explican una estrategia gráfica para la atracción de inversiones, mismo que se pondría en marcha para implementar cada Proyecto de Energía Renovables.

Lamentablemente para muchas de las Comunidades Indígenas del Istmo, los Gobiernos Estatales anteriores al actual, alineados a la directrices neoliberales, pusieron a disposición de las transnacionales eólicas, todo el aparatogubernamental parafacilitareldespojodetierrasdisfrazadocon un manto de legalidad.

Con la protección y amparo de los poderes Estatal y Federal, los representantes de las transnacionales Eólicas, con amenazas, en franca violación a los derechos humanos y colectivos de los habitantes del Istmo de Tehuantepec, fueron despojando de sus tierras a Ejidos y Comunidades con ilegales contratos de arrendamiento que no soportarían el escrutinio de la Ley, mismos que les dan él usufructo de estas tierras a las empresas transnacionales.

Aún mayor, es la constante violación de nuestros Derechos colectivos en la comunidad zapoteca de Juchitán. Primero, porque la ausencia de una representación agraria promovida desde el poder, ha sido el pretexto para escriturar como propiedad privada, grandes extensiones de terrenos comunales pertenecientes a Juchitán para con ello firmar contratos de arrendamiento con las Empresas Eólicas y segundo, como población indígena, no han sido respetados nuestros derechos inherentes como como Zapotecas Binni Zaa, pues el Estado Mexicano pretende imponer dos proyectos de desarrollo Eólico en nuestro territorio, afectando nuestro entorno e identidad como Zapotecas.

Nuestra lucha, es la lucha de todos y su lucha es la nuestra, los Pueblos de México, de Centro América, Sudamérica y el Caribe, debemos unir esfuerzos para enfrentar este gran monstruo que cambia de nombre pero sigue siendo el mismo y que amenaza con devorarse los recursos naturales de los pueblos y comunidades, El proyecto Mesoamérica como continuación del Plan Puebla Panamá, es un proyecto que agrega a los rubros de infraestructura física para la integración, redes eléctricas, de telecomunicaciones y trasporte contemplados en el Plan Puebla Panamá,

los proyectos denominados de alto impacto social en áreas de salud, medio ambiente, desastres naturales y vivienda con el objeto de pretender dar un rostro social al proyecto regional, sin embargo la esencia sigue siendo, la ampliación de la infraestructura para la extracción de los recursos naturales de la región.

Hermanas y Hermanos de los Pueblos de Oaxaca, México y latinoamerica, la comunidad Zapoteca de los Binni Zaa, nos preparamos para una batalla desigual como la dimos el 5 de septiembre de 1866, en esa época el pueblo Zapoteca con sus vecinos, defendimos el último reducto del territorio nacional contra el ejército de Napoleón, hoy, ante la embestida que pretenden hacer las empresas transnacionales y los Gobiernos al pretender despojarnos de nuestra tierra y territorio. La Consulta Indígena es una alternativa del Pueblo Zapoteca que no debe ser usado como medio para justificar la entrada de empresas transnacionales.

Por ello, rechazamos la consulta indígena como instrumento para justificar una nueva invasión territorial en los Bienes Comunales de Juchitán y el Territorio Zapoteca de los Binni Zaa. La estrategia de dejar sin representación Agraria hace treinta años a la Comunidad Zapoteca de Juchitán por parte de los poderes del Estado y con ello despojarnos de nuestras tierras por no haber quién nos pudiera representar, nos llama hoy a exigir a las Autoridades Agrarias, emitir la convocatoria para elegir a nuestro Comisariado de Bienes Comunales en Juchitán.

Por la defensa de la Patria y la Soberanía Nacional.
COALICIÓN OBRERO CAMPESINO ESTUDIANTIL DEL ISTMO

COCEI cocei81@hotmail.com

Coalición Nacional Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas del Sureste de México AC

conadepismx@gmail.com

*documento de difusión en el foro: Derechos Humanos, Militarismo,

Paramilitarismo e Invasiones en Latinoamérica. 1,2 y 3 de Agosto Oaxaca de

Juárez. Oaxaca.

1 Las Zapotecas del Istmo de Tehuantepec en la reelaboración de la identidad étnica siglo XIX. Leticia Reyna Aoyama1. Pag 3

2 Historia de Oaxaca. José Antonio Gay. Pag 103-112
3 Diagnóstico Regional del Istmo de Tehuentepec. Mtro. Emmanuel Gómez Martínez. Pag 4 

No hay comentarios

Deja un comentario