Andrea Cruz/ ENFOQUEOAXACA.

Oaxaca, Oax.- Júbilo y emoción inundan el Auditorio Guelaguetza en la primera edición del Lunes del Cerro, donde las costumbres, tradición y folclor se hacen presentes con las delegaciones participantes.

En punto de la 10 de la mañana hizo su entrada triunfal la Diosa Centeótl, quien se sentó a un lado del gobernador del Estado, Gabino Cué Monteagudo.

La tradicional chirimía y las Chinas Oaxaqueñas fueron las primeras en engalanar la máxima fiesta de los oaxaqueños, seguidos de San Vicente Coatlán con su Jarabe Chenteño; mientras que Miahuatlán de Porfirio Díaz despertó el júbilo de los asistentes con su Fandango y después apareció la delegación de Huautla de Jiménez.

Los aplausos del día se los llevó El Espinal con sus majestuosos trajes del Istmo de Tehuantepec; mientras que la delegación de San Pablo Macuiltianguis y el Torito Serrano arrancaron las risas de los asistentes con la bravía de las mujeres para tirar a sus acompañantes.

Luego de entregar su Guelaguetza apareció en el escenario la delegación de Tlacolula de Matamoros con su Mayordomía al Señor de Tlacolula, comunidad ubicada en los Valles Centrales de Oaxaca.

 

No hay comentarios

Deja un comentario