ESCENARIO POLÍTICO

Indiferencia municipal en Juchitán

Escenario Político

Gubidxa Guerrero

Hace más de un mes, para ser precisos el 8 de julio de 2015, cincuenta personas agrupadas en una Junta Vecinal que abarca las avenidas Hidalgo y Aldama, así como los callejones del Toloache y de los Leones, solicitaron al presidente municipal de Juchitán “la reparación y/o renovación de una luminaria que se encuentra en Callejón de los Leones casi esquina con Aldama, ya que es un lugar de tránsito obligado de muchas personas en donde se han cometido varios asaltos a mano armada, así como la reparación y/o renovación de dos luminarias en Av. Hidalgo, entre Independencia y Reforma”.

Además de lo anterior, los vecinos pidieron de manera respetuosa “el cambio de lámparas (focos) amarillas por unas de color blanco en nuestra manzana, debido a que las que existen, sobre todo en Av. Aldama (entre Independencia y Reforma), brindan una luz muy opaca”. Asimismo solicitaron “la poda de algunos árboles, debido a que ciertas ramas obstaculizan la iluminación en Hidalgo, Leones, Toloache y Aldama”.

Todo lo anterior, como medidas paralelas a las que dicha Junta Vecinal ha venido realizando por cuenta propia, tales como la colocación de carteles disuasorios, la organización de un ciclo de cine al aire libre y la instalación de un sistema de alarmas activadas por control remoto, mismo sistema que permitió la detención de un delincuente apenas este sábado 15 de agosto en que fue utilizada por vez primera.

Hace una semana, personal de la Regiduría de Ecología amablemente podó las ramas que obstruían la luminosidad por las noches y que servían de refugio de algunos delincuentes. Sin embargo, los vecinos se quedaron esperando a que pasaran los trabajadores de Servicios Municipales a recoger las ramas.

El jueves 13 de agosto llegaron volteos y hasta un trascabo, pero sólo se llevaron los troncos de Av. Aldama. Como muchos deben saber, en las calles referidas no pasa el camión de la basura, por lo que el servicio de limpia está a cargo de los famosos “carretoneros”, quienes se han negado a llevarse los residuos argumentando que no les es posible, pues ellos también deben pagar cuotas en el basurero municipal. La noche del sábado llovió fortísimo, lo que provocó que las ramas fuesen arrastradas a lo largo de varios metros afectando a vecinos de otras calles, incluyendo Reforma.

Es curioso que en días recientes el Ayuntamiento haya anunciado la reactivación del programa “Juchitán Limpio”, que teóricamente busca mejorar la imagen urbana, mientras esta calle céntrica es groseramente desatendida. ¿Existirá acaso alguna molestia con los vecinos de esta manzana? ¿Acaso le incómoda al presidente municipal que estas personas estén haciendo la labor que constitucionalmente le corresponde a su administración en materia de seguridad?

Los vecinos no desean favores. Tan sólo han solicitado que haya corresponsabilidad. La vialidad es tema del Ayuntamiento y la seguridad es asunto de todos.

No deseamos pensar mal, pero al parecer el Ayuntamiento desea provocar inconformidad en la ciudadanía, dejando deliberadamente las ramas que su personal podó. Bastante hacen estos vecinos con vigilar la zona (asunto que también es responsabilidad constitucional del municipio) como para que ni siquiera se dignen enviar un volteo…

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificar también

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios