• Las gruesos trozos del crudo ya llegaron a la playa mientras que los residuos que se encuentran en el mar amenazan con alcanzar la laguna de Las Salinas del Marqués y avanza hacia las costas de Playa Brasil

Soledad Vásquez Martínez/ Perspectivas de Oaxaca.

Salina Cruz, Oax.- A más de una semana que fue detectado el derrame de combustóleo en la monoboya número tres, el personal de Petróleos Mexicanos (Pemex), no lo puede contener lo que ha generado la inconformidad de los pescadores y productores de sal de la agencia municipal de Las Salinas del Marqués. En la playa se puede ver los trozos de crudo.

El derrame de crudo que se registra en la monoboya número 3, ocurrido hace una semana, ha provocado una grave contaminación en al mar dañando a la flora y fauna, la mancha abarca varios kilómetros cuadrados y se desplaza a las costas de Playa Chipehua y Playa Brasil.

Este derrame está generando una alarmante contaminación que preocupa a los pescadores ribereños y productores de sal si Pemex no logra, a la brevedad, contener el combustible y que el fenómeno de mar de fondo meta agua contaminada a la laguna.

TRABAJO INFRUCTUOSO

Representantes de diferentes medios de comunicación se hicieron a la mar en una lancha para constatar la contaminación que provocó el derrame en la monoboya número 3. A pesar que el área de comunicación social de Pemex pretende minimizar la contaminación al emitir un boletín en el que señala que sólo fueron unas gotas que se derramaron.

En el área afectada se encuentra el remolcador con el número 391 con personal de Pemex y buzos de una compañía foránea trabajan para contener el derrame mientras que personal de la Marina Armada de México a bordo de una lancha patrulla evita que lancheros se acerquen a la zona. Lo mejor es mantener alejado a los curiosos para conservar en secreto la terrible contaminación a las aguas del océano pacifico.

En tanto la lancha que lleva a bordo a los periodistas se acercaba a la zona afectada el olor era más intenso, mientras que los rayos del sol evidenciaba las manchas aceitosos tornaba en café las azules agua del océano pacifico, el combustible derramado formaba iridiscencias en las olas.

La patrulla de la Armada de México invita a los periodistas a alejarse del lugar porque allí se encuentran trabajando los buzos.

No hay comentarios

Deja un comentario