• Pese a ser un tema recurrente en las reuniones de seguridad, no se ha podido hacer nada para frenarlo.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Lamentablemente el abigeato en la región del Istmo continúa presentándose en un alto porcentaje, sin que hasta el momento las autoridades encargadas de la seguridad logren reducir el índice delictivo que se presenta en cada uno de los municipios y en prejuicio de los campesinos y ganaderos.

Los ganaderos ya no saben que hacer o a quien acudir para evitar que se siga cometiendo este tipo de delitos, que se cometen inclusive a plena luz del día, sin importarle a los delincuentes si los ven o no.

Según datos proporcionados por  los propios ganaderos, tan solo en lo que va del año en la población de Ixtaltepec se han robado entre 110 y 120 cabezas de ganado, lo que genera una pérdida patrimonial.

Y el problema es que muchas veces las denuncias no sirven de nada o simplemente se tiene miedo de denunciar por que pudieran arremeter contra su familia, pues en muchos casos los maleantes son del mismo lugar.

Esta situación ha puesto en una situación de indefensión a los campesinos y ganaderos, quienes han buscado el apoyo de las autoridades municipales para que sean su voz en las reuniones de seguridad que se realizan mes con mes, sin embargo hasta el momento no se ha hecho nada, por lo que consideran que este tipo de reuniones no sirven de nada y piden operativos que logren encarcelar a quienes cometen el robo de sus animales.

No hay comentarios

Deja un comentario