MÉXICO, D.F. Por políticas públicas y leyes que contribuyan a la preservación y fomento de la medicina milenaria de los pueblos originarios de México, como una alternativa para la atención al rezago en salud que padecen las comunidades indígenas y rurales, se pronunció el presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado de la República, Benjamín Robles Montoya, ante representantes de la Sociedad Mexicana de Médicos Herbolarios.

En la sede de la Cámara de Senadores, el representante de Oaxaca ante el Pacto Federal recibió a un grupo de médicos herbolarios, acompañados del presidente municipal de Monjas, Miguel Luis Cruz Zurita, en donde escuchó atentamente la problemática que padece este sector por la falta de apoyo oficial y los constantes embates de las autoridades hacendarias y de control sanitario federal.

Durante el encuentro, Robles Montoya manifestó:

“En nuestro país hay mucha necesidad de salud, derivado de los problemas de pobreza y marginación en que vive la mayoría de la población; sabemos de las deficiencias e insuficiencias de los servicios de salud federales. Pero también conocemos la riqueza cultural milenaria de nuestros pueblos indígenas, como es la medicina herbolaria o tradicional, que salva muchas vidas, porque es la única opción que tienen muchos de nuestros pueblos para atender sus enfermedades, por eso debemos fortalecerla no discriminarla ni tratar de desaparecerla”.

Y es que los médicos herbolarios Benjamín Olmos Hernández y José Luis Salomón Rendón se quejaron que Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) mantiene una “persecución”, contra quienes se dedican a la medicina tradicional por considerar a esta rama de la medicina como riesgosa para la salud de las personas, cuando es parte de la enseñanza milenaria de los antepasados, que la utilizaron mucho antes de que llegaran los españoles o que se inventara la medicina de patente.

Irónicamente, dijeron, por un lado la Cofepris busca desaparecerlos, pero por el otro lado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público los considera una actividad productiva y por lo cual también ha emprendido una “persecución” en su contra para que paguen impuestos por los servicios comunitarios que brinda.

“Les pido que les digan a todos esos médicos herbolarios, que han padecido la discriminación de nuestras autoridades, que no están solos, que en Benjamín Robles tienen un aliado y que vamos a defender los intereses de la mayoría de los mexicanos, de los pobres, de los indígenas y campesinos, como lo hemos venido haciendo; por lo que vamos por leyes que fortalezcan y fomenten el uso de la medicina herbolaria, porque sabemos de los siglos de historia y sabiduría que la respaldan”, reiteró el senador oaxaqueño. 

No hay comentarios

Deja un comentario