JUCHITAN

Guerra entre partidos por la corona de las Intrépidas

Gerardo Valdivieso Parada.

  • La vela de las Intrépidas 39 años de hacer negocio con la fiesta de los muxe’
  • Saulo Chavez hizo el ridículo: acudió a coronar sin haber adquirido la corona, la reina de las Intrépidas lo hizo a un lado

IMG_9613

Juchitán, Oax.-Hace casi veinte años Oscar Cazorla “mamá” de las Intrépidas y reconocido priísta convocaba a las socias de la vela a reunirse con el perredista Héctor Sánchez López, lo hacía, según había dicho, consciente de que ya algunas de las Intrépidas no eran del PRI y aunque él nunca cambiaría de partido, eso no quería decir que el grupo de la Intrépidas era exclusivamente priísta. Claro, Sánchez López ya era Senador de la República respaldado por un presupuesto del cual las Intrépidas recibirían apoyos económicos para su vela. Cazorla nunca hubiera permitido esta reunión una década atrás  cuando el dirigente coceísta andaba de guarache y sin un peso en la bolsa.

IMG_9621

             Las Intrépidas en sus orígenes fueron considerados un grupo de choque del PRI y por muchos años un grupo compacto leal al partido oficialista, en los mítines que convocaban para apoyar a sus candidatos resaltaban siempre por su alegría. Curiosamente los homosexuales no fueron respaldados por la izquierda juchiteca, representada por la otrora progresista COCEI, más bien se burlaban de los priístas por tenerlos en sus filas e incluso de estar entre sus dirigentes, incluso habían parodiado una famosa canción burlándose de “la princesa Caramelo” y Cazorla.

En la campaña de Ulises Ruiz a la gubernatura, en su mitin sobre una de las principales calles de la ciudad, mientras el candidato en su discurso confesaba su amor por el Istmo fue interrumpido por “la Kika”, la ahora funcionaria de un gobierno de izquierda, “¿y los muxe’?” ante la risa general el “tirano” lo confesó: “a los muxe’ también los quiero”.

Cuando los coceístas llegaron al poder municipal las Intrépidas coquetearon con la izquierda, el actual presidente municipal Saúl Vicente Vazquez era Secretario Municipal en 1989, quien recuerda la anécdota de cuando a unas horas de comenzar la vela uno de los grupos musicales que iba a amenizar les había fallado. Olvidándose de su lealtad al PRI corrieron a pedir socorro a la COCEI, el edil narra que tuvieron que echar mano de un grupo de música de colombianos que participaban en un acto cultural del ayuntamiento, “así resolvimos el problema” contó el edil en el aniversario del grupo Gunaxhi Guendanabani.

Después de contar la anécdota y apenas había terminado de bajar del templete cuando las dos presidentas honorarias de las Intrépidas, Oscar Cazorla y Felina Santiago, abordaban al presidente, le pedían su apoyo económico para la Vela de las Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro, el edil miró hacia su director de Políticas Públicas para la Diversidad, Enríque Godínez, se apresuró a decir “los diez mil pesos que les di, los dio el presidente”, Cazorla no cejó en su objetivo, “eso es lo tuyo falta el del presidente: tú eres cómo San Vicente y aquí el presidente es Dios” dijo sonriente Cazorla.

Las Intrépidas hicieron lo mismo con todos los funcionarios públicos de todos los partidos, pasaron la charola a diputados locales y federales, senadores, funcionarios estatales y federales, aspirantes a los futuros cargos de elección. Para recibir concedieron tanto a la izquierda como al PRI el máximo honor: coronar a la reina de las Intrépidas, su ambición llevaría a una guerra en la noche de la Vela.

En la víspera a la fiesta Oscar Cazorla había anunciado que el que iba a coronar a la reina sería un alto funcionario del PRI, pero la reina Melissa I tenía sus propios planes que chocarían con lo mandatado por las intrépidas príistas.

En la noche de la vela se notó poca asistencia comparada con las anteriores velas, el motivo sería el aumento descarado del cartón de cerveza de 150 pesos a 180 pesos. En la vela del año anterior ante la escases de los cartones se llegó a vender hasta en 200 pesos por las largas filas y porque sólo se permitía acceder a la fiesta con un cartón.

Las finanzas de las Intrépidas nunca ha sido claro, el manejo del dinero llevó a Cazorla a entregar la presidencia de la sociedad y luego al divisionismo que duró varios años, la mayoría de los que abandonaron las Intrépidas para hacer sus propias velas han vuelto al redil en los últimos años.

¿Cuánto entra al arca de las Intrépidas? Esta información no se ha dado ni siquiera en la reunión de socios, los conceptos por venta de cartones que llegan a ser miles, las más altas que cualquier vela en Juchitán, apoyos de los políticos en dinero y en especie (el diputado Samuel Gurrión entregó cinco cartones a cada uno de los más de treinta socios, Alejandro Murat el conjunto principal traído de fuera) además del cobro de más de 50 mil pesos a cada televisora que entró a grabar en la fiesta.

El show tanto de los muxe’ como de los políticos empezó con la entrada de la reina, ella debería de iniciar el acto, parada con el senador Benjamín Robles Montoya y la diputada federal Yesenia Nolasco Ramírez, empezó a dar indicaciones de cómo debería ser su entrada y luego la coronación, no le hicieron caso, Felina apresuró a anunciar a las reinas y delegadas de otras regiones y ciudades dejando parada a la reina y sus invitados especiales.

Terminada la pasarela tenía que entrar la reina con su música, el gris expresidente de Espinal Saulo Chávez debía de coronar, pero la corona lo había adquirido el senador Robles Montoya quien se mantenía sonriente al lado de la reina de las intrépidas.

Impedidos de coronar, los priístas boicotearon la entrada de la reina, resaltó en ese objetivo la diputada Maria Luisa Matus y su lacayo Juan Carlos Gómez Rementería quienes ordenaron que en vez de la música grabada de la reina se tocara otra música, la música disco se mantuvo unos minutos hasta que el equipo de la izquierda también intervino y la música regional para la entrada de la reina sonó finalmente.

Cuando el senador Benjamín Robles Montoya se disponía a subir al escenario con la reina los priístas apagaron las luces. La coronación se dio a oscuras.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios