JUCHITAN

Gimnasio de Ixtaltepec, un elefante blanco.

• La obra fue gestionando por los Diputados Carol Antonio Altamirano y Francisco Martínez Neri durante la administración de Rubén Antonio Altamirano, no resistió los fuertes vientos de la zona y terminó de dañarse con el terremoto del pasado 7 de septiembre del 2017.

Faustino Romo Martínez.

Ixtaltepec, Oax.-
El gimnasio que fuera construido durante la administración municipal de Rubén Antonio Altamirano en esta población de Asunción Ixtaltepec, hoy luce abandonado, luego que los fuertes vientos primero levantaran una parte del techo y luego el terremoto de magnitud 8.2 grados del pasado 7 de septiembre del 2017, causara severos daños en este inmueble gestionado por el Diputado Federal Francisco Martínez Neri de la Sexagésima Tercer legislatura.

La inauguración del gimnasio considerado único en su tipo en toda la región del Istmo porque contaría con modernos equipos y una alberca semiolímpica, se realizó el pasado 12 de septiembre del 2016 cuando Carol Antonio Altamirano ya había sido electo como Diputado Local y su hermano fungía como presidente municipal e Ixtaltepec y fue construida por la empresa del propio Diputado Federal del PRD Francisco Martínez Neri.

En su momento el ahora Diputado Federal Carol Antonio Altamirano, presumió que esta obra fue gestionada cuando fue Diputado Federal por la Sexagésima Segunda Legislatura, luego brinco a la Diputación Local y hoy una vez más es Diputado Federal, ahora por el Partido Encuentro Social (PES), antes lo había sido por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

 

Los funcionarios indicaron que el trabajo en equipo hizo posible que esta obra fuera una realidad, que se traduce en el bienestar de cientos de familias y cristalizaba el sueño de varias generaciones de ixtaltepecanos, por lo que tendrían un espacio digno para hacer ejercicio y fomentar el desarrollo humano.

Sin embargo, poco después de ser inaugurado y ya en la administración de Oscar Toral Ríos, los fuertes vientos causaron daños en la techumbre del inmueble, que, a decir de Toral Ríos, nunca fue entregado por las autoridades municipales encabezadas por Rubén Antonio Altamirano.

Después vino el terremoto y le causó severos daños a la estructura por lo que hoy en día este edificio se encuentra en desuso y difícilmente será restaurado, por lo que el ansiado sueño de los ixtaltepecanos de tener un espacio digno para hacer ejercicio y fomentar el desarrollo humano, nunca se cumplió, convirtiéndose en un elefante blanco.

 

Un “Elefante Blanco” es una obra pública de construcción, mantenimiento o instalación de un bien inmueble, la cual tiene un impacto negativo para la comunidad debido a que ha sido abandonada o está inconclusa, sus costos superan los beneficios de su funcionamiento, no es utilizada, o su uso es diferente para aquel que fue creada y el termino.

Se cree que la expresión Elefante Blanco viene de una historia según la cual los reyes de Siam (hoy Tailandia), tenían la costumbre de regalar elefantes blancos (albinos) a los cortesanos que les disgustaban, con el fin de arruinarlos por su alto mantenimiento, gran tamaño y altos costos. En esta medida los animales se convertían en grandes molestias para sus dueños y su costo era muy alto comparado con los beneficios que les traía tenerlo.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios