TECNOLOGIA

Galaxy A8 y A8+, primeras impresiones: Samsung viste de gala a sus nuevos smartphones

Samsung inicia el año en México de manera muy prometedora, lanzando los Galaxy A8 y Galaxy A8+ presentados internacionalmente hace menos de un mes. Pero, eso no es todo pues durante el mismo evento presentó oficialmente en sociedad mexicana su servicio de pagos por medio del móvil Samsung Pay.

Vamos a dejar pendiente momentáneamente el tema de la plataforma de pagos, y nos enfocaremos en los móviles. Estos representan la nueva generación de los móviles gama media-alta de la compañía surcoreana y traen consigo numerosas mejoras que vale la pena repasar. Estas son nuestras primeras impresiones de los Galaxy A8 y Galaxy A8.

Gran pantalla, herencia de la gama premium

Ya lo dijimos anteriormente: las grandes pantallas con marcos pequeños llegaron para quedarse, y estos nuevos móviles son una prueba más de ello. Samsung no es la primera compañía que lleva las grandes diagonales de los tope de gama a familias inferiores, eso es seguro, pero resulta muy grato ver cómo cada vez es más frecuente esta práctica.

Volviendo al tema, los GA8 y GA8+ ahora presumen de las pantallas Infinity Display introducidas con los Galaxy S8 y Galaxy S8+. Mantienen la calidad SuperAMOLED y el aspecto de imagen 18:9, pero reducen su definición a FullHD+, no obstante esto no es impedimento para disfrutar de gran calidad y una buena experiencia en sus pantallas de 5.6 y 6 pulgadas, respectivamente.

Poco se puede decir de este tema pues queda claro que los paneles de Samsung son de lo mejor que se puede encontrar actualmente en el mercado móvil. De lo que podemos hablar un poco más es de la experiencia de ver contenido en las grandes pantallas, ya que es una característica que hasta hace poco era exclusiva de la gama superior.

Cambio de diseño, pero igual de elegante y resistente

Derivado del mayor aprovechamiento del frontal, el botón Home desaparece para dar paso al botón sensible a la presión visto en la familia Galaxy S. Además, el sensor de huellas también pasa a estar en la parte trasera, pero en una mucho más cómoda posición bajo la cámara.

En cuanto a los materiales de fabricación, se mantienen el cuerpo de cristal y marco de metal introducido en la generación anterior, así como el puerto USB Type-C para la carga y transferencia de archivos, y la resistencia al agua con certificación IP68.

Si los Galaxy A5 y Galaxy A7 del año pasado ya eran bastante agradables a la vista, este nuevo dúo acentúa el enfoque de Samsung en ofrecer smartphones llamativos y elegantes, pero sin perder calidad y resistencia.

Chip de la casa con 4 GB de RAM y Android Nougat

Nos queda muy claro que Samsung apuesta muy fuerte por sus propias soluciones de silicio, estos dos dispositivos tienen en su interior chipsets Exynos de ocho núcleos que junto con 4 GB de RAM funcionan de manera excelente, al menos en las primeras pruebas.

Como siempre decimos en estos casos, es con el paso del tiempo cuando verdaderamente podremos corroborar, o no, el buen desempeño de estos componentes. Entonces, esperamos al análisis a fondo para dar un veredicto más completo.

Lo que es interesante de mencionar es que si bien la capa TouchWiz en la nueva familia Galaxy A es igual a la de los GS8 y GS8+, es decir que es ligera y a pesar de no ser Android puro es bastante cómoda, está sobre Android Nougat. Este detalle resulta casi casi ofensivo teniendo en cuenta que Oreo llegó al mercado hace ya varios meses. Samsung promete actualización, pero no hay fecha aún.

Enfoque en las selfies

Llegamos al apartado final que revisaremos en estas primeras impresiones, las cámaras. Samsung enfoca los GA8 y GA8+ en el público millenial y dota a sus nuevos smartphones de una poderosa cámara frontal dual para mejorar la experiencia de las selfies. Tenemos dos sensores de 16 y 8 megapixeles que junto con el software de la compañía prometen muy buenas experiencias.

Del otro lado, en el apartado trasero, tenemos un sensor de 16 megapixeles con apertura f/1.7, la misma de la gama premium de Samsung. Sobre el papel, la cámara de los Galaxy A8 debería ser igual de poderosa que la de los Galaxy S8, pero sabemos que no es tan sencillo. Aún así, los resultados de tomas con los GA8 y GA8+ son bastante llamativos.

Dejamos a continuación una pequeña galería de ejemplos, todos tomados en modo automático.

¿Aún gama media-alta?

Para finalizar estas primeras impresiones me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre la clasificación de los móviles. En generaciones anteriores, estos dispositivos se asentaron fácilmente en la gama media y media-alta, pero ahora con estas mejoras es muy difícil mantenerlas en dicho segmento del mercado.

Tenemos grandes pantallas y un diseño bastante llamativo, la fluidez de 4 GB de RAM, poderosas cámaras, resistencia al agua, y sensor de huellas. Por supuesto, también tenemos precios de 10,999 y 12,999 pesos que se alejan de la gama media para asentarse en la gama alta, porque eso sí, podrán haber subido de nivel, pero aún están lejos de las joyas de la corona de Samsung. En la gama media surcoreana queda la familia Galaxy J.

Retomando el tema, estos móviles se ven prometedores, pero por supuesto no dejan de lado un pricetag elevado. Entonces, Samsung deja muy en claro al segmento de la población al que principalmente ataca.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios