La Pluma de Oaxaca
Por Rene Perez

Dice Gabino Cué que lo que pasa en Oaxaca es magnificado por los medios nacionales. Pareciera dar a entender que se trata de una “campaña” orquestada desde el más alto nivel, y que intenta desprestigiarlo. Como si Gabino Cué fuera la punta de lanza del PRD o del PAN o PT o hasta Morena, y eventualmente proyectarlo a nivel nacional, como un gobernador que da resultados, que ha generado la mayor inversión económica y que mantiene a la entidad en los mejores niveles de Bienestar. Ojalá así fuera, sino que es todo lo contrario.
Lo cierto es, que no se trata de una campaña financiada desde el gobierno central, sino que se trata de la evidencia vil de un Oaxaca fuera de control, donde existe un gobernador de papel, que solo firma y que al día de hoy se ha quedado sólo, absolutamente sólo. 
Y si esto le genera duda, bien se puede dar una vuelta en la intersección de la Calle de Violetas y Sabinos en la colonia Reforma, en donde el flamante gobernador se refugia –entre semana y los fines de semana- para “reflexionar” lo que pasa en Oaxaca y en su vida. Gabino Cué se ha quedado solo, bien lo pudimos percibir en la columna “Bajo Reserva” de El Universal este sábado, que a la letra dice: “MUY CONTENTO andaba el presidente Enrique Peña Nieto en la presentación de la Gendarmería. Al concluir el acto, bajó de podio y se dedicó a saludar de mano. Él buscó algunas manos para estrecharlas, pero se le pasó una: no lo vio, en el mejor de los casos, o no lo quiso ver, en el peor. Se trató del gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, quien ansioso se adelantó a bajar del estrado para formarse y saludar al mandatario, pero el Presidente se pasó de largo y don Gabinito se consoló con la compañía del jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño. ¿Estará en la congeladora por no poder controlar a la CNTE?”
Gabino Cué se ha quedado solo, no cuenta con el respaldo federal y sus amigos y socios encabezados por Jorge Castillo, lo toman hasta como ejemplo de patiño, cuando en los conocidos excesos de Castillo, se le suelta la lengua.
Los gobernadores del país encabezados por los propios perredistas, se dicen sentir avergonzados de tener como colega a un gobernador “impresentable”, término utilizado por uno de ellos.
Un ingrediente más, la intromisión de José Murat, quien a donde se para y en el afán de posicionar a su cachorro, ha dejado minado el camino. Murat ha infestado las delegaciones federales de corruptillos de quinta, que lejos de ayudar a Gabino Cué, pareciera que solo trabajan para generar desestabilización.
Cuentan las msamuel gurrionalas lenguas, que cuando se llevaban a cabo los actos vandálicos en las oficinas del diputado Samuel Gurrión, dos delegados federales muratistas se carcajeaban y celebraban el asalto de la Sección XXII y miraban –alcholizados- desde una cantina conocida como “Museo de la Botana”, propiedad precisamente del delegado de la Secretaría del Trabajo Gilberto Gamboa Medina. Ahí, quedó también evidenciada la abierta intervención del iraquí, en el conflicto magisterial que hunde a Oaxaca.
Y tal como lo afirmamos en nuestras anteriores entregas, el exgobernador José Murat ya no es bienvenido en las oficinas de Bucareli y Abraham González. Dicen que todavía la semana pasada buscó la posibilidad de ser recibido por el subsecretario Luis Miranda, y nomás nadie la devolvió la llamada.
Nuestro dicho lo confirma la reciente designación del Delegado de la Secretaría de Gobernación en Oaxaca, de nombre Juan Molina Arévalo, y que en lugar de nombrar a uno del tamaño y finura de Flavio Baylis, la Secretaría de Gobernación optó por la responsabilidad y envió a un hombre cercano y leal al Subsecretario Luis Enrique Miranda. Y es que Juan Molina Arévalo viene de la Delegación de SEGOB en Puebla, pero ha sido director general de gobierno en la Región Texcoco y Coordinador de Administración y Finanzas de la Secretaria de Desarrollo Social en el Estado de México. Al menos, una posición menos para uno de los grandes destructores de Oaxaca.
Por cierto, avísenle a Flavio Baylis que siempre no lo reinstalarán ni en SEGOB ni en la Secretaría de Finanzas del CDE del PRI, donde incluso hace dos semanas había renunciado para “regresar” a Gobernación. Ni modo, se quedó como el perro de las dos tortas.
Pero hablando de “recomendados” de José Murat, resulta que a través del usuario tlaxiaqueño @elpepe, nos enteramos que Jorge, el ratoncito Zárate ha dejado a un lado la miseria y la marginación. La Cruzada Nacional Contra el Hambre ha funcionado, pero en sus bolsillos. Nos llega esta información a nuestro correo contactooaxacapolitico@gmail.com, que corrobora lo dicho por “El Pepe”. Resulta que el ratoncito, hace dos años apenas y podía conseguir el mínimo para comer, y pasó de ser un vendedor de Bon Ice a dueño de la franquicia Nutrisa en la recién inaugurada Macro Plaza, en los rumbos de Santa Lucía del Camino. Según datos consultados en la web de la heladería, el costo de la franquicia oscila entre los 1.5 y 1.8 millones de pesos más IVA. Pero eso no es todo, dice el ratoncito que va por otras dos franquicias en Oaxaca y una más en Salina Cruz. Total, para eso está la Cruzada. Bien por el delegado de Oportunidades en Oaxaca, sin duda un gran oaxaqueño preocupado por los más pobres. Aviso para Doña Rosario.
Y comentando de finos para el billete, resulta que ya circula información referente a otro nuevo enemigo de Oaxaca. Resulta que el serrano Netzahualcóyotl Salvatierra se ha vuelto un próspero empresario restaurantero. Y aquí la recomendación gastronómica por si quiere recordar la gastronomía oaxaqueña, cuando de paso esté por la ciudad de México. El buen Netza hace algunos meses inauguró, en sociedad con Jorge Castillo un exclusivo restaurante.
Se llama Guzina Oaxaca y está ubicado en Presidente Mazaryk 513, en el corazón de la exclusiva zona de Polanco. Para poder “protegerse”,  la dupla Castillo-Salvatierra, firmaron un contrato de prestación de servicios con el chef Alejadro Ruíz, quien durante 18 meses percibirá cerca de 200 mil pesos mensuales con motivo de sus asesorías gastronómicas de alto nivel.
Pero eso no es todo, dicen que la inauguración estuvo en grande, aquí podremos encontrar la grata noticia, que evidencia la desfachatez del buen Netza: http://masaryk.tv/76046/un-pedazo-de-oaxaca-llega-a-masaryk-restaurante-guzina-oaxaca#prettyPhoto Ojalá y le echen un vistazo a la galería de fotos, están imperdibles.
Así es que si usted se topa diariamente con baches, obras de mala calidad y con precios inflados, no se preocupe, su dinero está en la avenida Mazaryk, donde además, no es difícil encontrar al insufrible Netza degustando exquisitos platillos oaxaqueños, y presumiendo ante sus influyentes amigos, la enorme riqueza de Oaxaca.
Al final, Netza hará como bien dice una propaganda de su restaurante: Más vale pedir mezcal que pedir permiso.
Ah, y por cierto ¿Qué opinará el gobernador que firma? Seguramente dirá que los “taquitos de hoja santa” son deliciosos. Ojalá y el chef Alejandro Ruiz pronto pueda incluir en la carta de desayunos unos fortificados “huevos a la gobernador”, que seguro serán muy solicitados por esos periodistas nacionales que tanto molestan a Gabinito.
Ahí nomás.

por Rene Pérez
Twitter: @reneperezoax

No hay comentarios

Deja un comentario