En la región del Istmo, el Cáncer Cérvico-uterino (CaCu) constituye la primera causa de muerte en la población femenina de 45 años y más, así lo informó el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número dos, Istmo, perteneciente a los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Daniel López Regalado.

Señaló que ninguna mujer está exenta de sufrir esta neoplasia, sin embargo, incrementa el riesgo en quienes fuman e inician relaciones sexuales antes de los 18 años, en quienes han tenido infecciones persistentes por Virus del Papiloma Humano (VPH), o han tenido varias parejas sexuales sin protección.

Explicó que en general no hay síntomas asociados a la enfermedad, por lo que suelen ser necesarias  pruebas como el Papanicolaou para diagnosticarla  y  tomar las medidas a tiempo.

Detalló que de las citologías que resultan positivas a lesiones que podrían desarrollar este mal, se refieren inmediatamente a tratamiento de forma gratuita en hospitales de los SSO.

De esta manera, el gobierno del Estado encabezado por Gabino Cué Monteagudo y el titular de los SSO, Germán Tenorio Vasconcelos, han implementado estrategias para la detección y diagnóstico oportuno de la enfermedad de manera indiscriminada.

Reiteró que la prueba del Papanicolaou se debe realizar a mujeres a partir del inicio de su vida sexual activa, o bien a partir de los 25 años de edad,  la cual es gratuita en todas las unidades médicas de la institución.

“Las mujeres pueden prevenir el cáncer cervical cuando se realizan pruebas de Papanicolaou periódicamente, utilizando preservativos en relaciones sexuales y, cuando corresponda, realizarse exámenes de laboratorio para la detección del VPH”, señaló.

Finalmente, el funcionario apuntó que cuando las pruebas son positivas a cáncer cérvico-uterino, el tratamiento es financiado a través del programa de Gastos Catastróficos del Seguro Popular.

No hay comentarios

Deja un comentario