SALINA CRUZ

En San Mateo del Mar el nivel del agua no permite la construcción de las casas.

Esperan, además que el Gobierno cumpla con los indígenas Ikoots en el tema de la reconstrucción pues están en el olvido.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Habitantes de la población de San Mateo del Mar se encuentran preocupados ante la situación que viven en esta comunidad, toda vez que a cuatro meses del Terremoto del pasado 7 de septiembre, se encuentra prácticamente en el abandono de las autoridades , con un problema político electoral y en espera de un segundo censo para las viviendas afectadas, además de que no pueden iniciar la reconstrucción toda vez que el nivel del agua no lo permite.

Cabe destacar que San Mateo del Mar es una comunidad indígena Ikoots que se encuentra ubicada a la orilla del Oceano Pacifico en la zona lagunar y muchas casas sufrieron daños y el nivel del agua subió y aun no desciende lo suficiente para poder reconstruir.

Camerino Dávalos Larrinzal lamentó que, a cuatro meses de este terrible sismo, el gobierno mantenga en abandono a los damnificados de los pueblos del Istmo, “Nos han mentido de un segundo censo, nos han dicho que fue realizado, pero no se vale que el Gobierno del Estado no tome cartas en el asunto, por eso le exigimos a Alejandro Murat que le de solución al problema que se está agravando cada día, pues hay niños que no tienen donde vivir cómodamente y está afectando mucho a las familias del lugar”.

Mencionó que en el caso de las escuelas es la misma situación, pues hay escuelas que sufrieron daños y se están construyendo “chocitas” para que los niños reciban sus clases, toda vez que se tuvieron graves afectaciones.

Señaló que en el caso de la cabecera municipal de San Mateo del Mar por lo menos el 80 por ciento, tiene casas que fueron totalmente dañadas y les dieron los apoyos como daño parcial, lo que se considera como una burla, pues les pusieron daño parcial no habitable, cuando la casa está totalmente dañada.

Indicó que ahí fue personal de la CONAFOR, ni siquiera gente de SEDATU y no querían considerar a las casas por ser casas de palma cuando la comunidad es de alta marginación y actualmente muchas personas se encuentran abandonados por el Gobierno.

Comentó que a través de las redes sociales ellos han publicado las casas que fueron colapsadas, tanto las casitas, chozas y de concreto, pero hasta ahorita el Gobierno del Estado no los ha considerado.

Dávalos Larrinzal dijo que muchos de los damnificados recibieron solo una tarjeta pese a que en el documento venían las dos, “Lo sorprendente es que al momento de abrir el sobre solo venia una tarjeta y la otra se veía que ahí estuvo pegada, pero no venía, lo que nos llamó la atención, pues personal de BANSEFI le tomaban fotos al NIP, al mes a algunas personas les llegó la segunda tarjeta, por lo que consideramos que hubo un total descontrol en esta situación”.

Finalmente aseguró que existen por lo menos 800 personas que no fueron tomadas en cuenta y que tiene daños en sus viviendas y ni si quiera tienen folio, y si se sumara a los que los consideraron como daño parcial, pero perdieron sus casas, podrían sumar más de mil 200 personas, por lo que piden al Gobierno la atención inmediata.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificar también

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios