NACIONALES

El testamento y la cultura
 de previsión en México

  • La previsión es uno de los aspectos claves en nuestras finanzas personales.

JOAN LANZAGORTA/ El Economista.

Septiembre es el mes del testamento en México, y ello nos obliga a hablar nuevamente sobre este tema tan importante.

Como hemos expresado en distintas oportunidades, en nuestro país la cultura de previsión es muy escasa. Afortunadamente, eso está cambiando: cada día son más las personas que empiezan a pensar en su futuro y en lo que podrían enfrentar más adelante.

La previsión es uno de los aspectos claves en nuestras finanzas personales, porque nos ayuda a proteger nuestro patrimonio (es decir, aquello que estamos construyendo).

Ya hemos dado muchos ejemplos de ello, incluyendo algo que es muy común: gente que pierde su trabajo y no puede pagar sus deudas, incluso a meses sin intereses.

Esto es algo que podría pasarle a cualquiera de nosotros en algún momento. La diferencia es que algunos podemos tener un fondo para emergencias que nos permita enfrentar esta situación de mejor manera, entre otras coberturas, en adición al dinero que recibimos como liquidación.

Otro gran ejemplo de la escasa cultura de previsión se demuestra con la gran cantidad de personas que fallecen y dejan a su familia con un gran problema encima, por no haber hecho un testamento.

Las estadísticas son verdaderamente alarmantes. De acuerdo con los datos de la Secretaría de Gobernación, existen sólo 4.8 millones de avisos de testamento registrados en México, menos de 4% de la población.

<

p style=”text-align: justify;”>Un acto de amor 
y de responsabilidad

Nadie tiene la vida comprada, y por eso no sabemos cuándo podemos faltarle a nuestra familia. Por eso, lo mínimo que podemos hacer es dejar las cosas en orden, de manera que ellos puedan continuar con su vida sin demasiados sobresaltos.

Un testamento es un documento esencial para ello, es un acto de amor y de responsabilidad para nuestra familia. Evita conflictos familiares y asegura que nuestro patrimonio se entregue a las personas que nosotros designemos.

Por otro lado, protege a nuestros hijos pequeños, ya que a través de él podemos nombrar a los tutores, las personas que se harían cargo de ellos si les llegamos a faltar (por eso es importantísimo que ambos miembros de la pareja lo realicen, incluso si alguno de ellos se dedica de tiempo completo a los hijos y al hogar).

¿Qué es un testamento?

De manera sencilla, es un acto jurídico en el cual uno designa, ante un notario, a las personas que a nuestro fallecimiento serán dueñas de nuestros bienes y propiedades, convirtiéndose así en los legítimos herederos de nuestro patrimonio.

¿Qué pasa si no dejamos testamento?

Nuestros bienes podrían encontrarse en riesgo. Aunque cada entidad federativa tiene reglas diferentes y procedimientos específicos para que los familiares puedan heredar, por lo general implica largos trámites y puede requerir la intervención de abogados litigantes y de un juez de lo familiar, quien será el encargado de definir, de acuerdo con la legislación aplicable, a los legítimos herederos.

Por ello es un proceso que puede tardar y, además, se puede complicar, ya que otras personas podrían pensar que tienen derechos sobre esos bienes (hermanos, padres, parejas anteriores, hijos fuera del matrimonio, entre muchas otras situaciones que a veces salen a la luz durante esos procedimientos legales).

Ninguno de nosotros quiere eso para su familia, por eso hacer un testamento es tan importante.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios