REPORTAJES

El color después del sismo.

• Buscan con murales enviar mensajes positivos a la sociedad con una nueva forma de ver las cosas.
• Xipe Totec, como ejemplo de cambio y surgimiento después de un ciclo.

Faustino Romo Martínez.

Ixtaltepec, Oax.- Con la finalidad de lograr incidir en el ánimo de la sociedad que sufrió el terrible terremoto del pasado 7 de septiembre así como las miles replicas que se han sentido, la organización “Una Mano para Oaxaca”, lleva a cabo un proyecto de murales urbanos, sobre todo porque gracias a un estudio se ha demostrado que los murales tiene un efecto terapéutico en las personas, toda vez que los colores regresan a las zonas de desastre donde solo se tiene destrucción, escombros, casas caídas y la pérdida del colorido de las casas tradicionales.

Quitterie Ducret integrante del colectivo, explicó que es muy importante que regresen los colores y con él, el orgullo de las tradiciones del Istmo, por lo que a través de los murales se busca dotar de alegría y bienestar a los habitantes de Ixtaltepec, que en un primer mural que fue pintado al lado del centro de salud de la comunidad ha tenido mucho éxito y las personas disfrutan del colorido.

Señaló que han podido recabar los testimonios de mucha gente que asegura que este tipo de actividades les da alegría, pues regresan los colores y como habla de las raíces zapotecas, toca las fibras desde muy adentro de los miembros de la comunidad, toda vez que les hace recordad de dónde venimos y quienes somos.

“Actualmente estamos con otros murales, estos en una escuela, que surgió prácticamente después del terremoto, se construyó muy rápido con unos cuartos de madera y nos buscaron para pedirnos el apoyo, por eso pensamos en apoyarlos con una serie de pinturas que hablan de la vida en diferentes fases del Dios del Maiz, así como de las temporadas del año en general y eso tiene que ver cómo entender que todo tiene un final y un nuevo comienzo. Aunque fue muy difícil, pero hay que entender que la desgracia ya pasó y debe regresar la alegría”, aseguró.

Indicó que por eso ahora “Una Mano para Oaxaca”, está apoyando este proyecto de colores, de vida e historias, que serán pintadas en las paredes de Ixtaltepec, pues ha sido comprobado que en comunidades en donde hay calles coloridas y murales, son más tranquilas y con un impacto positivo, por lo que no es algo ridículo, superficial o sin importancia, el arte tiene un gran impacto en la comunidad y es muy importante considerarlo como en este caso, pues además el arte es un buen método para curar el alma.


• Xipe Totec, como ejemplo de cambio y surgimiento después de un ciclo.

El artista visual Amauri Esmark, quien es originario de Tlaxcala, decidió venir al Istmo para poner su granito de arena en este proyecto de murales con el que esperan poder llenar de color las calles de Ixtaltepec.

“Creemos que el muralismo tiene el poder de enviar mensajes positivos a la sociedad, de ser imágenes que, al estar ubicadas en espacios públicos, se pueden quedar en la memoria del colectivo, por eso la idea de comenzar a crear imágenes que tengan esa importancia, ese mensaje positivo esa nueva forma de ver las cosas para que los niños comiencen a ver las cosas con otro enfoque.

Y es que Amauri pinta en lo que son los salones de la escuela que alberga al Jardín de Niños y la Primaria y “Teodoro Toledo Núñez”, de nueva creación en la comunidad, por lo que los salones son de madera y en sus paredes se pinta la historia de Xipe Totec, Dios del Maiz, conocido como el Señor descarnado.

“La idea es abordar el tema sin caer en la tristeza o la parte mala, sino más bien ayudar a entender que todo es parte de un proceso, tan es así que esta serie de murales es lo que representan en conjunto. Yo elegí a Xipe Totec, que es el Dios principal de los zapotecas, que tal cual se descripción es nuestro señor descarnado, que a pesar de su traducción al español el nombre pueda sonar como muy fuerte, realmente es una referencia muy linda, al cambio de las estaciones durante el año, es el señor del maíz, de la naturaleza, entonces él lo que hace es quitarse la piel cada ciclo, para cambiar la primavera, el verano, el otoño, el invierno y así el surge y vive su ciclo de vida todos los años”, destacó.

Comentó por el momento su anticipación tiene que ver con generar cuatro murales en la escuela y uno más en la casa de una panadera y cocinera clásica, “Es necesario que más que endulzar las cosas y fingir que todo está bien, es más bien aprender a enseñarle a los demás que, esto es parte de la vida y Xipe Totec es la excusa perfecta para hablar de eso, pues es una esencia que habla de la vida y la muerte al mismo tiempo, peor no maneja la muerte ni la caída de las cosas, como algo negativo, sino más bien como un proceso natural de la vida, para justamente volver a surgir, volver a crear”.

“Es una forma de decirle también a los niños que no importar que las cosas estén mal en este momento, solamente es una parte del ciclo que se vive y que en algún momento eso va a cambiar y las cosas van a estar bien, que ellos lo entiendan como algo natural y que se pierda esa sensación de tristeza y todos esos sentimientos negativos que muchas veces se tiene cuando ocurren este tipo de situaciones”, apuntó.

Mencionó que los niños tienen muchas cualidades como el preguntar mucho, son muy creativos, generan conclusiones solos y esas cualidades las tiene todos los niños del mundo y en este caso en esta escuela hay muchos que se han cercado a preguntar y no se quedan con la duda y muchos entienden lo que se está queriendo transmitir con estos murales.

• La Escuela

Esta Escuela fue formada hace apenas hace unos meses, prácticamente después de los sismos y en noviembre se les donó el terreno y se les apoyo con las casas de madera en donde se atiende a 25 niños de prescolar y 60 niños de primaria.

El director de la escuela Misael Morales Tapia, dijo que esto ha sido un gran reto, pues iniciaron de cero en un terreno baldío, en donde han logrado establecer las aulas para la atención de los niños.

“Una de las fundaciones que nos ayudó para estos murales es “Una mano para Oaxaca”, luego que les solicitamos el apoyo, toda vez que los vimos pintando un mural de corte regional en el centro comunitario y nos llamó mucho la atención, nos acercamos y convenimos que nos ayudaran a darle color a nuestra escuela”, subrayó.

Reveló que después del sismo los niños han logrado salir de esta situación difícil, pues prácticamente estaban iniciando la escuela y rompió con sus actividades, había muchas replicas y tenían miedo, pero van saliendo poco a poco adelante.

Finalmente, declaró que el ciclo escolar es válido como en cualquier institución y están consiguiendo su propia clave, mientras tanto están avalados por otra institución, pues los niños no se pueden quedar sin clases.

Reconoció que los niños con estos murales están entendiendo los ciclos de la vida, los cambios que se dan y que se tiene que comenzar, resurgir y salir adelante, dejando a tras lo malo y recuperando lo bueno de la vida misma.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios