Cada año se define un tema para conmemorar el día mundial de la población, el cual este año corresponde a los jóvenes, ya que son un factor importante en el cambio social y el desarrollo económico; en el país en 2014 el total de país es de 119 millones 713 mil habitantes de los cuales, los habitantes de 15 a 29 años son 31 millones 430 mil lo que representa el 26.3% de la población total.

El 11 de julio es el día mundial de la población, lo que representa una oportunidad para reflexionar sobre la realidad demográfica; este día reafirma una oportunidad de promover los derechos de los jóvenes, impulsar su participación y realizar inversiones sociales que fomenten su desarrollo.

Este año, en el Día Mundial de la Población pedimos que se invierta en apoyo de la generación de jóvenes más grande de la historia.

La población mundial alcanzó los 7.000 millones en 2011, frente a los 2,5 millones registrados en 1950. Este gran aumento en el número de habitantes del planeta conlleva grandes retos y oportunidades, y afecta a la sostenibilidad, el urbanismo, el acceso a los servicios de salud y el empoderamiento de los jóvenes.

De esos 7.000 millones, 1.800 son los jóvenes del mundo, que definen las realidades sociales y económicas, desafían las normas y los valores, y sientan las bases del futuro. Sin embargo, muchos de ellos siguen luchando contra la pobreza, las desigualdades y las violaciones de los derechos humanos que les impiden desarrollar su potencial colectivo y personal.

La propuesta de observar el Día Mundial de la Población partió del Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1989, que la plasmó en su decisión 89/46 recomendando la fecha del 11 de julio para su celebración.

La observancia de este día se convirtió en una celebración anual a partir de 1988 cuando el Fondo de Población de las Naciones Unidas designó el 11 de julio como el Día Mundial de la Población. Su origen se debe a que un año antes, en 1987, se había celebrado el Día de los cinco mil millones de personas en el mundo, cifra cuya importancia fue abordada en los principales foros multilaterales que buscaban ofrecer políticas de bienestar a la población mundial. 

Desde un principio esta celebración busca concientizar a la población tanto en el ámbito regional como el internacional sobre la importancia de los problemas demográficos y su impacto en los niveles de desarrollo de cada país con el objeto de encontrar soluciones a estos problemas y promover un desarrollo sustentable a nivel mundial.

En 1994 ante el incesante crecimiento de la población y los obstáculos a los que ésta se enfrentaba, especialmente aquellos grupos vulnerables como las mujeres y las niñas, los gobiernos de los Estados decidieron organizar la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) donde convinieron en la necesidad de abordar las cuestiones de población para que las políticas de desarrollo pudieran tener éxito. 

Los principales temas planteados se centraron en la protección de las mujeres y su participación en la sociedad a través de una potenciación de ésta mediante el acceso a la educación; a los servicios de salud sexual, reproductiva y de planificación familiar compartida entre hombres y mujeres; la implementación de medidas relativas a la eliminación de todos los riesgos de infección por VIH/SIDA y de todas las maneras de discriminación que se oponen a la equidad de género.

No hay comentarios

Deja un comentario