UNIÓN HIDALGO, OAX.- DEMEX (Renovalia), compañía de referencia en el sector de energías renovables en México, puso en marcha diversas iniciativas con aportaciones de recursos materiales y apoyo humanitario a la población más afectada en el Istmo de Tehuantepec por el terremoto de 8,2 grados registrado la semana pasada.

DEMEX está presente en la región, donde opera un importante proyecto de energía eólica con capacidad de 237 MW. Afortunadamente, todos los empleados de la compañía se encuentran a salvo.

En concreto está volcando sus primeros esfuerzos de reconstrucción y ayuda en el municipio de Unión Hidalgo, donde la destrucción que dejó el sismo requiere intervenciones de apoyo urgentes. El personal de DEMEX ha recorrido el pueblo para detectar las necesidades más apremiantes de sus habitantes. La prioridad es el suministro de agua y alimentos, la atención médica de las personas afectadas, el retiro de escombros y la reconstrucción de viviendas.

Entre las iniciativas que DEMEX ha puesto en marcha están, la donación de insumos de primera necesidad, como el reparto directo de más de 20 mil litros de agua embotellada y distribución de paquetes de alimentos con un total de 22 toneladas.

Asimismo con la aportación de tiendas de campaña para dar refugio a las víctimas, dotación de medicamentos y colaboración activa en labores de retiro de escombro. Para todo ello ha movilizado un equipo de 12 personas de la compañía, ocho vehículos y maquinaria pesada, cuatro camiones y cuatro retroexcavadoras, que apoyan los traslados de personas, la distribución de insumos y limpieza de escombros.

Además, DEMEX colabora con las autoridades de los tres niveles de gobierno, municipal, estatal y federal, a través de la Secretaría de Energía (SENER), para continuar prestando apoyo en las próximas semanas.

“En DEMEX, nada es más importante que nuestro compromiso con la seguridad, la salud y el apoyo a las regiones en la que operamos. Estamos plenamente comprometidos con el cuidado del bienestar de sus habitantes, por lo que vamos a continuar poniendo todo nuestro empeño en apoyar a los afectados por esta tragedia y ayudar a revertir sus devastadores efectos”, afirmó Fernando Ballester Surroca, director general de DEMEX.

1 Comentario

  1. Es una pena que sólo en la tragedia la empresa esté reaccionando. Durante mucho tiempo ha olvidado su responsabilidad social y su obligación de estar al corriente con sus impuestos y aportaciones, sólo se ha dedicado a producir y vender la energía eléctrica. Además estimado Faustino, deberías aclarar en tu nota que la empresa está, además, demoliendo casas que podrían ser rescatadas, casas que sufrieron sólo algún daño parcial y que por la presión de los “sindicatos” y el gobierno las están tumbando desde abajo. En días pasados, le pregunté a una señora que porque permitió que demolieran su casa por completo, cuando el daño sólo fue parcial y ella me respondió: “es que me dijeron que si no se caía toda no me daban el apoyo”. Mucha gente está haciendo negocio y dinero de la desgracia, espero y el interés económico no sea parte de tu línea editorial. ¡Saludos!

Deja un comentario