• La empresa decidió suspender algunos contratos de manera unilateral e el municipio de El Espinal.

Faustino Romo Martínez.


Juchitán, Oax.-
Raúl Toledo Dehesa representante legal de la familia Dehesa en el esquema de la demanda contra la empresa Eólica del Sur derivado de la decisión de suspender los contratos de inicio de obra con la familia Dehesa, indicó que se ha encontrado mucha resistencia por parte de la empresa, a partir de que se presentó el amparo 235 en el Juzgado sexto de Distrito con sede en Salina Cruz.

“En los últimos meses hemos encontrado por parte de la empresa resistencia a querer sentarse a dialogar con los propietarios aglutinados en este grupo, ocho propietarios que fueron excluidos del proyecto de la empresa Eólica del Sur de manera unilateral, cuando siete de ellos no tenían anda que ver por el amparo que fue admitido por el Juez. Estamos ante la inminente decisión de presentar ya una denuncia ante las autoridades civiles tanto en Juchitán como en la Ciudad de México donde tiene su domicilio legal, por incumplimiento de contrato”, aseguró.

Explicó que ellos decidieron de manera unilateral dar por terminado el contrato que se había firmado para el inicio de obra, pues después de cinco meses no han recibido por parte de la empresa Eólica del Sur, ningún pago que tengan que ver con el inicio de obras, aún y cuando estas ya han iniciado en el polígono de El Espinal y los 7 propietarios no han recibido el pago correspondiente, toda vez que ni uno de ellos tiene que ver con la demanda de amparo que fue admitida por el Juzgado Sexto de Distrito, pero si son afectados de manera unilateral por la empresa.

“Por parte de quien presentó el amparo la Profesora Catalina Dehesa Castillejos, en días recientes presentamos una queja ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mismo que fue atendido por el comité de transparencia y en próximas fechas, el 29 y 30 de diciembre, estaremos en la Ciudad de Washington de manera personal dicha queja”, aseguró.

Mencionó que además acudirán ante Mitsubishi Corporation, que es la empresa que en estos momentos está facilitando el crédito para pueda desarrollarse el proyecto, en tanto que ellos, por ser una empresa de japonesa no pueden vulnerar los derechos de una adulta mayor, que además reúne los requisitos de ser mujer e indígena.

“Ella es una profesora jubilada que esta próxima a cumplir 80 años y las autoridades japonesas son claramente protectoras de los derechos de los adultos mayores y Mitsubishi Corporation, tendrá conocimiento de esta afectación de los derechos de la Profesora Catalina Dehesa Castillejos por parte de la empresa Eólica del Sur, en tanto que ellos son inversionistas y en unos días estaremos llevando la carta ante la embajada de Japón y ante la empresa para que tengan conocimiento real y verdadero de lo que está ocurriendo”, destacó.

Finalmente, Toledo Dehesa dijo que no se oponen al proyecto, lo que piden es que sea un proyecto donde los beneficios sean para toda la población, para todo el pueblo, que se generen empleos de manera permanente y no solo en la fase constructiva, además que sea de manera transparente.

No hay comentarios

Deja un comentario