ESCENARIO POLÍTICO

Delincuentes protegidos por Gabino Cué

Escenario político.

Gubidxa Guerrero

El fin de semana pasado un grupo de delincuentes escudados con “charola” sindical secuestró a Pedro Caballero Bolaños, responsable jurídico de la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Lo golpearon en una habitación dentro de su propia casa, ubicada en San Martín Mexicapan, agencia municipal de Oaxaca de Juárez. Lo torturaron, aplicándole toques eléctricos; lo patearon en todo el cuerpo y lo amenazaron, según fue reseñado por diversos medios estatales y nacionales.

            Los vándalos saquearon completamente su domicilio, habilitado como bodega, donde se resguardaba material didáctico para el ciclo escolar que acaba de comenzar, destinado a escuelas donde laboran profesores pertenecientes a la Sección 59, “esos que sí trabajan”, como afirman miles de padres de familia. También había en el lugar dinero en efectivo y artículos de limpieza para el funcionamiento de las instalaciones educativas. Como recordarán los lectores, hace algunas semanas otros delincuentes destruyeron las oficinas de la Sección 59 en la capital del Estado.

            Por tanto, este sector magisterial se vio obligado a buscar alternativas donde resguardar sus bienes y los materiales destinados a los niños y a los profesores que los forman.

            Lo indignante de los hechos en San Martín Mexicapan fue que durante tres horas, y a la vista de todos, los ladrones cometieron sus fechorías sin que ninguna autoridad interviniera. No hubo policía municipal o estatal que se acercara a auxiliar al secuestrado ni a su familia, o que impidiera un atraco a plena luz del día.

            No quiero decir que haya sido la Sección 22 la que cometió este acto vil (¡¿cómo creen!?). El que los rateros pertenecieran a sus filas no significa que la dirigencia ordenara el atraco. Sin embargo, en caso de que no exista un deslinde (y todavía no lo hay), se estará reconociendo tácitamente la agresión.

            ¿Qué hizo Gabino Cué frente a estos hechos? Esconderse. ¿Qué hicieron los policías? Mirar hacia otro lado. Mientras tanto, una familia quedó traumatizada por culpa de estos delincuentes que se dicen “luchadores sociales”.

            La situación se acerca a un punto crítico. La impunidad no puede ser más. Es, de hecho, similar a las de los grupos del crimen organizado. Pero los narcotraficantes se esconden de la justicia, o simulan hacerlo, mientras quienes secuestraron a Pedro Caballero Bolaños, y saquearon su domicilio, andan libremente y cobran del erario.

            Gabino Cué protege delincuentes, les brinda impunidad. No es una acusación falsa. Ojalá yo estuviera mintiendo, para que con todo el derecho del mundo me demandara por difamación. Desgraciadamente es una triste verdad que constatamos millones de personas habitualmente. Nuestro gobernador es un fiel sirviente, ¿de los ciudadanos? ¡No! ¿De la función pública? ¡Qué va! ¿De los principios? ¡Ja! De un puñado de rufianes que dice liderar un sindicato corrupto y descompuesto, por el que miles de sus propios militantes sienten asco. Así de sencillo.  

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificar también

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios