MÉXICO, D.F. En materia de Transparencia y combate a la corrupción, la Ley de Pemex aprobada ayer en comisiones unidas del Senado de la República, tiene serias deficiencias, por lo que es claro que el combate a la corrupción no es uno de los temas prioritario en las iniciativas del Ejecutivo, señaló el presidente de la Comisión Sur-Sureste de la Cámara de Senadores, Benjamín Robles Montoya.

Durante su participación en la discusión del dictamen, dijo que en la reforma de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el llamado régimen de responsabilidad, desaparece el órgano de control interno para repartir las tareas que realiza en tres órganos distintos y con distintos alcances también.

Sobre el particular, el legislador oaxaqueño asentó:

“Este cambio origina una falta de rendición de cuentas, así como de compromiso en las funciones que realiza. Las y los consejeros de Pemex dejan de ser servidores públicos y, por ello, dejan de estar sujetos a la responsabilidad administrativa, siendo responsables sólo por daños y perjuicios que causen a Pemex o por contravenir a sus obligaciones”.

“Por ejemplo, se crea una unidad de responsabilidades, encargada de la investigación de conductas ilícitas por las personas que trabajan en Pemex, lo cual podrá discrecionalmente elegir si finca o no responsabilidades, por la cuestión de tratarse de riesgos por la negociación mercantil”.

Asimismo, expuso que la función de vigilancia, estaría a cargo ahora directamente del Consejo de Administración; en tanto que la función de evaluación del desempeño, y que conduce y supervisa las labores de auditoria interna, dependerán del Consejo de Administración, a través del Comité de Auditoría.

En este rubro, destacó, el PRD mantiene que el auditor externo de Petróleos Mexicanos debe ser designado por la Cámara de Diputados

“En el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática no estamos cerrados, como se ha querido hacer creer, a que Pemex y CFE incorporen nuevos procedimientos de inversión con el propósito de generar mejores condiciones de vida para la sociedad mexicana, puntualizó Robles Montoya.

Lo que el PRD ha denunciado, precisó, es el interés manifiesto del Ejecutivo Federal de abrir estas dos entidades a una transición que no necesariamente busca que se conformen en empresas altamente competitivas, sino que por el contrario, se advierte un afán por reducir su papel a una mínima expresión.

No hay comentarios

Deja un comentario