JUCHITAN

Crisis en hospital de Juchitán; niegan atención a pacientes por falta de insumos

El hospital de 60 camas está saturado de pacientes, por lo que se ha rechazado la atención a heridos graves en accidentes, asegura el jefe de la Estación de Bomberos Oaxaca en Juchitán

Rusvel RASGADO

JUCHITÁN, OAX.- La falta de insumos y equipos de trabajo, así como la escasez de camas en el hospital general “Macedonio Benítez Fuentes“, ocasiona una atención deplorable en dicho nosocomio, toda vez que los pacientes trasladados con urgencias, no han sido atendidos de manera oportuna, aseguró el director del Cuerpo de Bomberos de Juchitán, Francisco Vásquez Jiménez.

Vásquez Jiménez indicó que la crisis en el  hospital de Juchitán afecta directamente a la labor que realizan los paramédicos del Cuerpo de Bomberos que todos los días dan atención prehospitalaria a pacientes que sufren algún tipo de accidente, y a quienes no se les atiende de manera oportuna en el nosocomio.

“Es verdaderamente lamentable, nosotros sabemos de las carencias que padece el hospital de Juchitán, sabemos que está rebasado en el número de pacientes que atiende diariamente y que no son únicamente de Juchitán sino de gran parte de la región del Istmo, pero lo que de pronto no terminamos de entender es la falta de sensibilidad del personal médico, cuando les llevamos pacientes graves tras haberlos atendido en algún accidente automovilístico o de cualquier otro tipo y se han negado a recibir a estas personas“, expresó el director del Cuerpo de Bomberos.

Francisco Vásquez aseguró que en esta semana en al menos dos casos, el personal médico del hospital ha rechazado a pacientes graves que fueron canalizados por paramédicos del Cuerpo de Bomberos hacia el nosocomio, argumentando falta de equipo y espacios.

Uno de ellos fue un joven accidentado en su motocicleta la madrugada del miércoles cerca del panteón municipal de Juchitán y dos días antes, una anciana de 60 años de edad que sufrió un accidente automovilístico en el paraje “Pepe y Lolita“, ambos pacientes iban graves y no pudieron ingresar al hospital porque el personal médico argumentó que las camas estaban saturadas.

“Son al menos dos casos con personas con traumatismo severo que no han sido atendidos en el hospital y lo que se ha hecho es canalizarlos a particulares, una vez que se tiene la anuencia de los familiares de los pacientes“, añadió.

Señaló que es preocupante dicha situación, toda vez que los paramédicos ya no saben qué hacer en casos de suma urgencia, debido a que no hay más hospitales en Juchitán.

“Sí nos  preocupa porque nos parece que el sistema de los Servicios de Salud de Oaxaca no está funcionando, no nos están dando alternativas“.

Dijo que tuvo la necesidad de convocar a los directivos del hospital y al jefe de la Jurisdicción Sanitaria 2 del Istmo, Daniel López Regalado para entablar una comunicación y una mayor coordinación para la atención de los pacientes, pero a pesar de las pláticas que se han tenido, se les ha negado la atención a muchos de los usuarios.

“La atención prehospitalaria se ha multiplicado en la ciudad, los accidentes son muchos de todo tipo, y por lo consiguiente en algún lugar tenemos que canalizar a los lesionados, pero en este caso, nos han dejado prácticamente con la puerta en las narices, simple y sencillamente cierran los accesos al área de urgencias, y todo mundo desaparece, se va el vigilante, se va la doctora, no hay trabajadora social y nosotros nos quedamos haciendo allí lo que está en nuestras manos para mantener con vida al paciente, darle una posibilidad de recuperación“.

En los últimos meses, el nosocomio viene presentando problemas graves de falta de espacios, “en primer lugar argumentan que no tienen camas porque las 60 camas con que con cuenta el hospital están saturadas todos los días, no tienen traumatólogo y a veces no hay enfermeras o definitivamente no tendrían con qué darle una ayuda, salvarle la vida o estabilizar al paciente y después canalizarlo a otro nosocomio de la región, que esto es creo yo el procedimiento que debiera de aplicarse“, expuso Francisco Vásquez.

Indicó que como Cuerpo de Bomberos ya expusieron la situación al secretario de Salud en el estado, Germán Tenorio Vasconcelos en su reciente visita el miércoles a la ciudad de Matías Romero, “quien se mostró bastante molesto, inquieto por saber lo que está pasando en el hospital“.

Admitió que en el hospital hacen mucha falta insumos, medicamentos y personal médico, así como la ampliación del mismo..

“Pero aún así, tampoco debemos dejar morir a la gente en la calle, a nosotros nos reportan un accidente, vamos con la consigan de salvarle la vida, pero si llegamos al hospital y no nos lo reciben, ¿entonces qué hacemos con él? no lo podemos dejar abandonado, se nos puede morir en la ambulancia, pero en ese caso, podemos tomar la decisión de que sea allí a las puertas del hospital y señalar de que en un momento dado no hubo la atención que nosotros esperábamos y que el paciente requería“.

Agregó que el sistema de salud debe procurar establecer una mejor comunicación entre los hospitales y de ahí ir canalizando a los pacientes, “pero la primera atención, la primera respuesta, la primera valoración sí lo requiere, sí lo merece el paciente y eso es lo que se le está negando, el personal médico no se puede ser insensible ante esta necesidad de una persona en condición grave“.

El miércoles por la noche, cientos de pacientes se quejaron porque la atención en el área de urgencias es bastante lenta, además que se les notificó que no había servicios de laboratorio y Rayos X.

Cabe señalar que el personal médico del hospital paró labores durante casi tres meses para exigir a los Servicios de Salud de Oaxaca la dotación de insumos y medicamentos para el nosocomio. Finalmente las autoridades dotaron de herramientas de trabajo a los doctores para un mes, mismo que a estas fechas se les ha agotado.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios