Agustín López Santiago.

Salina Cruz, Oax. El transporte público urbano sigue siendo uno de los problemas que no ha podido contralar Tránsito del Estado e incluso siguen sin ser regularizados y provocando homicidios los chóferes.

Tras el asesinado de una adulta mayor sobre la avenida Tampico, ha formado parte de la estela de homicidios en que se han visto inmersos los conductores del transporte público urbano debido a que en su mayoría son jóvenes que se les permite conducir una unidad sin haber pasado un examen de manejo aplicado por Tránsito.

Organizaciones sociales han denunciado y solicitado a los responsables de Tránsito para que se aboquen a darle solución a la principal demanda que es la regulación del transporte público urbano en donde muchos de los concesionarios incumplen tanto con la documentación como en la adquisición de nuevas unidades.

Roberto Martínez representante de la organización “sin límites”, explicó que el transporte urbano ha sido un medio de transporte que no se le da la atención necesaria en el sentido de tener mejores unidades, todo esto por la corrupción que impera en Tránsito del Estado y la Secretaría de Vialidad y Transporte.

“En otros estados del país otorgan un boleto que es el seguro del viajero, pero en el Municipio a pesar de que el 70% de la población ocupa ese medio de transporte no lo da y eso es un grave problema porque en caso de un accidente a quien podrá recurrir los afectados”, dijo.

Indicó que la Secretaría de Vialidad y Transporte es el órgano que tiene que requerir a los concesionarios del transporte urbano para que cumplan con mejorar el servicio

Y es que los concesionarios tienen más de ocho años que no renuevan el parque vehicular, debido a que han argumentado que no les reditúa el tener que desembolsar un millón y medio para comprar un autibus y prefieren ensamblar piezas de otros camiones para meterlos a trabajar.

No hay comentarios

Deja un comentario