La Coordinadora General de Damnificados del Istmo realizan diversas acciones para exigir atención a sus demandas.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- La situación que se vive en los diversos municipios de la región del istmo después del terremoto del pasado 7 de septiembre, es de inconformidades, pues a la fecha el Gobierno Federal y Estatal, no han cumplido con los damnificados, por lo que en su gran mayoría demandan la realización de un segundo censo, mayores apoyos para la reconstrucción de las viviendas y empleo temporal entre otras cosas.

Ante estas inconformidades este viernes los integrantes de la Coordinadora General de Damnificados en el Istmo, realizaron un bloqueo a la altura del Mezquite, perteneciente a Asunción Ixtaltepec, realizando un bloqueo en el kilómetro 222 de la carretera Transísmica 185, tramo Juchitán- Matías Romero.

Ahí protestaron los habitantes de la agencia municipal el Mezquite, mientras que otro grupo realizaba la toma de la caseta de cobro en el municipio de Ixtepec, permitiendo el paso libre a los vehículos como una medida de protesta.

En el municipio de Matías Romero, integrantes del Frente Popular, realizaron una marcha y tomaron las instalaciones de la Delegación de Gobierno, para exigir a las autoridades estatales la atención a sus demandas.

Los inconformes explicaron que pasado mes de septiembre de este año, dos sismos de magnitudes devastadoras golpearon a los pueblos del Istmo Oaxaqueño, destruyendo miles de viviendas, dejando a nuestras familias en situación de calle, durmiendo bajo lonas, viviendo permanentemente en el miedo y la zozobra.

Señalan que ante esta situación el Gobierno Federal, el Gobierno del Estado y los Gobiernos municipales exhibieron desde el principio, torpeza y lentitud, pretextando que no se estaba preparado para un desastre de tal magnitud, delegaron a la sociedad civil y a los gobiernos de otras naciones su responsabilidad de proveer víveres, vestido, salud y techo provisional a los damnificados de nuestra región.

“Hoy los damnificados del istmo decimos basta, en nuestros pueblos no habemos damnificados de primera y de segunda, todos somos damnificados por igual, por lo tanto, los apoyos deben ser parejos y además suficientes para construir una vivienda digna. Si el gobierno rescató con recursos públicos a sus socios los banqueros, con el FOBAPROA, y esa deuda la seguimos pagando al día de hoy todos los mexicanos ¿por qué se niega a rescatar a los damnificados oaxaqueños que hemos perdido hoy nuestro patrimonio, por el cual hemos ya pagado y trabajado durante años?”, declararon.

Ante esto exigen la realización de un segundo censo de damnificados, la ampliación del monto de apoyo por daño parcial a 120 mil pesos y por pérdida total a 300 mil pesos, el pago del apoyo de empleo temporal a todas las familias damnificadas que cuenten con folio, y con base en el empadronamiento del segundo censo, también a las familias que ahí hayan sido censadas

Piden además al Gobierno del Estado y a los Legisladores Locales, etiquetar en el Presupuesto de Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 2018, un fondo especial para la reconstrucción de viviendas dañadas por los sismos del 7 y 23 de septiembre del 2017, considerando una partida específica para el pago de la realización de los estudios de suelo en cada uno de los municipios afectados.

No hay comentarios

Deja un comentario