La intención del PRI para someter a una consulta popular en 2015 la posible eliminación de un número de diputados y senadores plurinominales tiene como objetivo entorpecer y obstaculizar los trabajos de la consulta popular que promueve la izquierda, para echar abajo la reforma energética privatizadora y entreguista que aprobaron los legisladores oficialistas, asentó el senador del PRD Benjamín Robles Montoya.

Al respecto el legislador oaxaqueño comentó:

“Al PRI no le interesa si hay o no más diputados o senadores, al PRI tampoco le interesa si la gente está de acuerdo o no en eliminarlos, no le interesa el ahorro que previsiblemente habrá si se reduce el número de legisladores. Al PRI, y hay que decirlo con sinceridad, y conocimiento de la política nacional, al PRI lo que le interesa es entorpecer, obstaculizar, meter ruido a la otra consulta que si es fundamental para el país, la consulta para echar atrás la reforma energética, desean restarle importancia a la consulta popular sobre su injusta reforma energética. Proceder como lo ha hecho hasta ahora sólo denota su miedo a la consulta popular sobre la reforma energética”.

Y es que, el también presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado de la República dijo que el actual congreso lleva dos años en funciones, en donde han pasado numerosas reformas y debates.

Por lo que, si el PRI realmente hubiese querido disminuir el número de legisladores por qué no presentó ya entonces su propuesta ante el Congreso, por qué no procuró una reforma política con ese punto en particular, por qué dejó correr dos años para hacerlo, cuestionó.

En ese sentido, invitó al PRI para que antes de solicitar una consulta popular sobre el tema presenten su propuesta como iniciativa en el Congreso de la Unión y que allí se discuta, y de no lograr su consenso, entonces sí que solicite la consulta pero no antes.

 “Yo si estoy de acuerdo en que la gente decida la eliminación o no de estos diputados y senadores, de hecho su inclusión desde 1977 ha sido merecedora de múltiples acuerdos y desacuerdos, yo mismo he hecho propuestas para revisar este y otros asuntos relacionados, es decir no es una propuesta nueva”, subrayó Robles.

 La intención del PRI sólo es desvirtuar el ejercicio mismo de la consulta popular, que es uno de los más grandes logros de la izquierda de este país, reiteró el perredista.

No hay comentarios

Deja un comentario