Agustín López Santiago.

Salina Cruz, Oax.- Vecinos de la colonia San Pablo denunciaron el riesgo que representa la apertura de una zanja donde se observan los ductos de Pemex que dejó la compañía encargada de los trabajos.

Los vecinos revelaron que ya tiene varios meses que una parte de la línea de Petróleos Mexicanos está a cielo abierto en donde temen que un automovilista lo tome desprevenido y caiga generando un grave riesgo.

Asimismo indicaron que hay personas que caminan por la salida de emergencia que utiliza la paraestatal y eso puede provocar que caigan generándoles una lesión.

Soledad López vecina de la colonia expresó que las tuberías se pueden observar desde una buena distancia, por lo que es una irresponsabilidad de la empresa que fue contratada por Pemex, el no haber terminado los trabajos y así cubrir la línea para evitar un riesgo.

“Tenemos temor porque son tuberías que transportan combustible y en caso de una fisura provocaría un riesgo o que alguna persona lo perfore o que se yo, por lo que pedimos a los responsables de Pemex para que tomen cartas en el asunto”, expresó.

Si bien por donde atraviesa la línea de Pemex se encuentran asentadas algunas familias de manera irregular, aunado a que han construido cerca del derecho de vía que utiliza la factoría.

Por esta razón los vecinos muestran temor que algo les pueda suceder ante la falta de atención para cerrar las tuberías que están expuestas a la intemperie.

No hay comentarios

Deja un comentario