POR: Elizabeth Millard/ menshealthlatam.com

Solo una de cada seis personas sobreviven más de cinco años con cáncer de pulmón, y las probabilidades bajan mientras más tarde seas diagnosticado.

Un diagnóstico a tiempo es la llave para derrotar el cáncer, pero muchos hombres se están perdiendo esa importante posibilidad: la gente joven es más propensa a ser diagnosticada con cáncer de pulmón avanzado, según un nuevo estudio presentado en la Conferencia de Cáncer Outcomes y Data.

En el estudio, las personas de 50 años fueron 31% más propensas a ser diagnosticadas con la tercera etapa o cuarta de cáncer de pulmón, donde el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el centro del pecho o hacia otros órganos, respectivamente, en comparación a aquellos con edades entre 65 y 69.

Y los hombres menores de 50 años probablemente enfrentaron el mismo problema, comenta la doctora Helen Chen, directora del Instituto para la Prevención del Cáncer de California.

Tienden a ser diagnosticados en una etapa posterior, especialmente si no tienen un factor de riesgo como el tabaquismo, explica.

Esto es probablemente porque el cáncer de pulmón en jóvenes no fumadores es relativamente raro, aquellos menores de 45, que nunca han fumado, representan menos del dos por ciento de los casos diagnosticados, a menos que haya un componente genético, comenta la doctora Chen.

Debido a esto, la mayoría de los doctores verán síntomas como tos crónica como señal de un problema menor, por lo general alergias o asma leve.

“Ellos descartarán primero estos síntomas y se enfocarán en otros”, comenta Chen. “El cáncer de pulmón no es lo primero que está en su radar, incluso ni como una segunda o tercera, posibilidad”.

Recibir tratamiento, digamos, para la tos, puede mejorarlo temporalmente, pero si en el fondo el cáncer es el problema, solo lo está enmascarando.

Lo más probable, es que tus síntomas mejorarán por un tiempo, pero seguirán regresando. Entonces, después de varios meses o incluso años, tu doctor puede que comience a sospechar del cáncer de pulmón, y ordene una tomografía axial computarizada para revisarla.

Para ese tiempo, es posible que la enfermedad haya avanzado a otras etapas.

Y es ahí cuando el cáncer de pulmón se hace aún más letal: Aproximadamente la mitad de esos diagnosticados con cáncer de pulmón en una etapa temprana viven al menos 5 años después del diagnóstico. Para los diagnosticados con cáncer en etapa tardía, la tasa de supervivencia cae en picada a un 4 por ciento, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Pero cada tosido o jadeo no deben ser causa de una tomografía.

Dada la rareza del cáncer de pulmón en menores de 50 años, las posibilidades siguen siendo muy buenas de que tus síntomas sean un indicativo de un problema menos serio, como asma o una alergia.

Pero Chen sugiere ser más agresivo buscando respuestas si tus síntomas son persistentes y duran al menos un par de semanas o tienden a ser recurrentes incluso con un tratamiento, como una tos crónica, dolor de pecho que empeora al respirar profundo, sangrado al toser, infecciones frecuentes como la bronquitis, o falta de aliento.

Y también tienes que ser honesto con tu doctor: Eso significa en decirle si fumas actualmente, o lo hiciste en el pasado, si creciste rodeado de fumadores, o si tienes un historial familiar de cáncer de pulmón.

Todos estos factores pueden aumentar tu riesgo de desarrollar la enfermedad, y pueden motivar a tu médico a realizar pruebas más agresivas antes.

No hay comentarios

Deja un comentario