Rusvel Rasgado

Juchitán, Oaxaca. – Personal del Ejército Mexicano inició este miércoles con la demolición del hospital general “Macedonio Benítez Fuentes” de Juchitán que resultara con daños por el sismo del 7 de septiembre, inaugurado en 1991.

El edificio resultó con daños en su totalidad y aunque se mantuvo en pie, sufrió afectaciones en toda su estructura. La noche del jueves 7 de septiembre, todo el personal y pacientes fueron evacuados por seguridad y se tuvo que habilitar en un enorme patio frente al nosocomio para atender a los heridos del sismo.

La doctora Yolanda Sánchez Ulloa, quien labora en el hospital desde su inauguración el 4 de octubre de 1991, lamentó que el edificio no haya soportado el sismo como otros nosocomios, más aún que hace 10 años se remodeló.

“Estamos consternados viendo cómo están demoliendo nuestro hospital, antes del sismo nuestras compañeras del área de urgencias hicieron un paro de brazos caídos para solicitar clima en el área porque veníamos dufroendo muchas carencias y aún no podemos creer que la naturaleza nos haya ganado la batalla”, expresó la doctora.

Un grupo trabajadores del hospital se concentraron a las afueras del nosocomio para presenciar el inicio de la demolición, mientras una banda tocaba sones regionales del Istmo y despedían el edificio con “Las Golondrinas”.

Sánchez Ulloa quien fuera directora del hospital de 1996 a 2001, dijo que la demolición estará a cargo del Ejército Mexicano, pero también la construcción de un nuevo nosocomio, que de acuerdo con las autoridades, será un “hospital modelo” en el país.

“Esperamos que las autoridades cumplan su palabra y construyan el hospital modelo que llevará el mismo nombre ‘Macedonio Benítez Fuentes’, y qué bueno que estará a cargo del Ejército Mexicano, en ellos confiamos”.

Mientras tanto, los 356 trabajadores del hospital laboran en unidades móviles de la Secretaría de Salud y en las instalaciones del Instituto de Estudios Superiores del Istmo de Tehuantepec (IESIT) para seguir atendiendo a los derecho habientes.

No hay comentarios

Deja un comentario