• Las violaciones a la normatividad ambiental puede implicar una sanción económica de hasta 3.7 millones de pesos por cada infracción cometida asegura la dependencia.

Faustino Romo Martínez.

Asunción Ixtaltepec, Oax.-
La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) realizó la clausura de la Zona Federal de la ribera del “Río Los Perros” o de “Las Nutrias” en esta población, en donde las autoridades municipales estaban colocando todos los escombros de las casas que sufrieron daños por los sismos y que tuvieron que ser derrumbadas.

La dependencia indicó que el municipio depositó 4 mil 783 metros cúbicos de residuos provenientes de la demolición de las edificaciones del municipio de Ixtaltepec, dentro de zona federal a lo largo de 305 metros de la ribera del “Río Los Perros”, actividad que debe contar con autorización emitida por la SEMARNAT y cuya vigilancia corresponde a esta Procuraduría.

Con el fin de vigilar lo establecido en la fracción X del artículo 28 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en materia de impacto ambiental, realizaron el pasado 9 de octubre una visita de inspección y pudieron constatar que el ayuntamiento de Ixtaltepec se encontraba realizando actividades en la ribera del río comprendida como zona federal en un área total de 16 mil 183 metros cuadrados, afectando un total de 3 mil 050 metros cuadrados.

Por lo que al no contar con la autorización referida, se procedió a imponer como medida de seguridad la clausura total temporal de esa zona, por lo que no se podrá seguir realizando el depósito de dicho material, hasta en tanto no se obtenga la autorización correspondiente.

En un comunicado de la dependencia indican que derivado del incumplimiento a estas obligaciones ambientales al no contar con la autorización correspondiente, se interpondrá una denuncia penal ante la procuraduría General de la República (PGR) a fin de que se realicen las investigaciones en contra de quien resulte responsable.

De no respetar la clausura impuesta por la PROFEPA se podrá imponer otra denuncia penal, por violación a la medida de seguridad, destacando que las violaciones a la normatividad ambiental puede implicar una sanción económica de hasta $3.7 millones de pesos por cada infracción cometida.

Y es que derivado de los daños ocasionados por los sismos en el municipio las autoridades decidieron colocar los residuos de las casas derribadas en la ribera del río, causando con ello un grave daño al lecho del río, lo que podría inclusive causar daños en caso de una crecida del afluente.

No hay comentarios

Deja un comentario