No afectan al Gobierno, afectan a los ciudadanos que buscan llevar el sustento a su familia: Gaspar Díaz Reyes líder de COMIZA.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.-
Los oaxaqueños se encuentran hartos de las movilizaciones que realizan los maestros de la sección 22, sobre todo en en estas fechas en las que Oaxaca se convierte en una posibilidad de ingresos económicos para las familias que buscan llevar el sustento a casa.

Las fiestas de julio con la Guelaguetza , es la oportunidad para todos los que de alguna manera buscan vender sus productos, desde chicles, dulces, hasta comida y antojitos, pues debido a la presencia de propios y extraños, las familias oaxaqueñas podrán llevar un bocado a su mesa.

Ante esta situación están surgiendo voces que claman que de una vez por todas la sección 22, se dé cuenta que solo dañan al pueblo, por lo que tendrían que encausar su movimiento.

Gaspar Díaz Reyes líder de la Coordinadora Mixe Zapoteca (COMIZA) a través de un manifiesto se pregunta a quienes afectan directamente los maestros con sus manifestaciones y hace ver el sentir de muchos ciudadanos.
“Esta vez haré saber mi sentir y el de muchos Ciudadanos, primero y antes que nada es claro que estas fiestas traerán derramas económicas que benefician directamente a los comerciantes y la población en general desde los vendedores de chicles, de memelas de antojitos que se establecen en las calles y que aprovechan esta temporada para obtener ingresos para su familia hasta los grandes comercios establecidos, que miran estos eventos como una oportunidad de progresar, beneficiando a las familias de los trabajadores que ahí laboran”, señala.

Explica que ven la posibilidad de concluir algún proyecto en su domicilio, de obtener para el pago de las inscripciones que los mismos docentes acuerdan en las escuelas a pesar de ser públicas, de la compra de los uniformes, los calzados para que los hijos puedan cursar un ciclo escolar más, de la compra de medicamentos, y así un sin fin de gastos que se aproximan y los cuales se pueden subsanar un poco con los ingresos que con esperanzas se fija en estas ventas de los lunes del cerro.

“¿En verdad los maestros creen que con boicotear dichos eventos afectan al Gobierno, cuando todos sabemos que estas fiestas son patrimonio de nosotros los ciudadanos oaxaqueños y en nada afectan sus plantones al gobierno, ya que poco les importa lo que pase con la ciudadanía, pero cómo quedan las personas, los comerciantes de los que estamos hablando, quien les recupera lo perdido, la inversión que ellos hacen en un esfuerzo por tener para obtener un ingreso redituable que cubra las necesidades que vienen careciendo?”, se pregunta.

“Considero que los maestros deben ser más conscientes al realizar este tipo de actos que rayan en lo vandálico, creo firmemente que no es el camino, la sociedad civil ya se encuentra cansada de estos actos, ya que es por todos sabido que estos actos solo son para beneficio de los propios líderes, quienes hacen ruido para darse a conocer y obtener un beneficio para sí mismos, si estoy equivocado que alguien me diga en que han culminado las luchas emprendidas, ¿cuales han sido los resultados de ellas por ejemplo el movimiento del 2006 cuando la represión de Ulises Ruin?, ¿cuál fue el acuerdo tomado después?, ¿en qué consistió el beneficio que se obtuvo y a quienes beneficio directamente?, no han sido luchas estériles?”.

Indicó que si mal no recuerdo los únicos afectados fueron los alumnos quienes tuvieron que reponer sus clases, por lo que consideró que ya es momento de pedirles cuentas al magisterio y que de una vez por todas definan y emprendan una lucha que verdaderamente sea en contra del gobierno y no de los ciudadanos.

“La ciudadanía ya está harta de sus vandalismos, de sus luchas estériles, si no ratifican seremos los mismos ciudadanos quienes defendamos nuestros patrimonio, y que quede claro, que este es un sentir de muchos, y no solo mío, no tengo nada en contra del magisterio, pero ya es momento de ponerles un alto, yo encabezo una organización, pero estoy consciente que cualquier acto de toma de oficina o carretera que yo emprenda, afectare directamente a la ciudadanía, por esta razón no coincido con las medida tanto del magisterio como de los transportistas que han secuestrado a la capital con sus actos terroristas y que han proyectado una imagen denigrante de nuestro Estado, que es muy difícil de limpiar”, apuntó.

No hay comentarios

Deja un comentario