COORDENADAS DEL PODER.

Oscar Guerra/Politólogo. Twitter: @scarguerra

La madrugada de este domingo 5 de octubre, el noveno Consejo Político Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), eligió como nuevo presidente del partido a Carlos Navarrete Ruiz y como secretario general a Héctor Miguel Bautista López.

El proceso interno del PRD para elegir al nuevo Comité Ejecutivo Nacional no fue nada fácil, varios hechos marcaron y definieron el rumbo y los resultados de esta elección interna. Uno de los principales fue la decisión del PRD de solicitarle al Instituto Nacional Electoral (INE), la organización de sus elecciones internas. Hecho inédito, pues era la primera vez que un instituto electoral organizaba las elecciones internas de un partido político en nuestro país.

El INE de acuerdo con sus nuevas facultades, aceptó y realizó de forma exitosa dichas elecciones, proceso que le sirvió de ensayo al órgano electoral de cara a las elecciones concurrentes de 2015. Recordemos que el domingo 7 septiembre del presente, los militantes perredistas acudieron a las urnas de manera pacífica, en donde eligieron a los consejeros nacionales, estatales y municipales.

La elección interna causó muchas expectativas, debido a los antecedes. No faltó quien apostará que de nueva cuenta dicho proceso resultaría otro fracaso, pero todo salió bien, conforme a lo planeado por el INE -obviamente, no faltaron las impugnaciones como en todo proceso electoral- lo que resultó una buena noticia para la democracia mexicana.

En este proceso se formó un bloque de corrientes perredistas, denominado Frente Amplio de Izquierda, integrado Izquierda Democrática Nacional (IDN) de René Bejarano, Coalición de Izquierda (IZ) de Alejandro Encinas y Miguel Ángel Barbosa, así como Patria Digna y Movimiento Progresista, con la firme intención de arrebatarle la hegemonía a Nueva Izquierda (NI), más conocida como los “Chuchos” liderados por Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Guadalupe Acosta Naranjo y Carlos Navarrete.

Los “chuchos” no se quedaron de brazos cruzados, por lo que acordaron ir en alianza con Alternativa Democrática Nacional (ADN) que tiene como líderes visibles a Héctor Bautista a nivel nacional y Amador Jara en Oaxaca, Foro Nuevo Sol, liderado por Amalia García y el oaxaqueño Eloí Vásquez y Vanguardia Progresista, identificado con el Jefe de Gobierno del D.F, Miguel Ángel Mancera.

Definido los dos bloques, la elección fue un choque de trenes, al final y de acuerdo con los datos proporcionados por INE, los “chuchos” y sus aliados ganaron de forma contundente la elección, tras obtener 72 por cierto de los votos, alcanzando con ello, 230 consejeros nacionales, de 350 que integraron el noveno Consejo Nacional.

De los 230 consejeros nacionales de la coalición mayoritaria, 118 pertenecen a los “chuchos, quienes alcanzaron el 36.88% de los votos, Alternativa Democrática Nacional logró colocar 72 consejeros, al obtener el 22 por ciento de los sufragios, Foro Nuevo Sol, obtuvo 27 consejeros con el 8.44% de los votos y Vanguardia Progresista con el 4.6 % de los sufragios alcanzó 13 consejeros.

Los grandes perdedores de esta elección fueron René Bejarano y Marcelo Ebrard. Bejarano quien comanda la corriente IDN solamente obtuvo 290 mil votos, equivalente al 16 % de los sufragios, cifra que no le alcanzó para retener la Secretaría General del PRD, ya que con estos votos solamente pudo colocar a 52 consejeros nacionales y Ebrard con su expresión denominado Movimiento Progresista sólo obtuvo el 2.4% de los votos, obteniendo apenas 10 consejeros, fatal para un hombre que no hace mucho era considerado el mejor activo del PRD y el más posicionado para la carrera presidencial del 2018.

Con los resultados en mano, el Frente Amplio de Izquierda –bloque opositor a los “chuchos”- quedó más que imposibilitado para colocar al frente del PRD al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y la fórmula integrada por Carlos Navarrete y Héctor Bautista, desde ahora son los nuevos dirigentes formales del sol azteca y los encargados de llevar a buen puerto al PRD en las elecciones del próximo año.

Con lo estipulado en los reglamentos internos del PRD y de acuerdo a la proporcionalidad como criterio para definir la dirigencia nacional, las principales carteras del nuevo Comité Ejecutivo Nacional quedaron integradas de la siguiente forma: Acción Política Estratégica, René Bejarano, Movimientos Sindicales, Amador Jara, Organización quedó a cargo de Juan Hugo de la Rosa, Asuntos Electorales, José Guadarrama, Finanzas, Rosario Rosales, Difusión, Amalia García, Formación Política, Mara lleana Cruz, Jóvenes, Sergio Leyva, Equidad de Género, Rosario Tapia, Derechos Humanos, Carmen Vera Juárez y Enlace con Gobiernos Estatales y Políticas Públicas, Héctor Serrano Azamar.

En el Consejo Nacional del fin de semana, se registraron tres corrientes de opinión más al interior del PRD, llegando con ello a nueve fuerzas. Los tres nuevos son: Vanguardia Progresista de Miguel Ángel Mancera, Coalición de Izquierda del Senador Miguel Ángel Barbosa y Movimiento de Izquierda por la Libertad encabezado por Leticia Quezada, jefa delegacional de la Magdalena Contreras.

De todo esto, el control del PRD queda de nueva cuenta en manos de los “chuchos” y sus aliados, con lo que la primera fuerza lo ocupa Nueva Izquierda (NI), seguido de Alternativa Democrática Nacional (ADN) y en tercera posición Izquierda Democrática Nacional (IDN).

Con lo anterior, el PRD está listo para encarar las elecciones concurrentes del próximo año.

No hay comentarios

Deja un comentario