TEHUANTEPEC

Buena aceptación del museo de la Revolución “Gallegos, Rivera, Gurrión” en Tehuantepec.

  • A diez meses de su inauguración a este espacio asiste el público en general pero sobre todo estudiantes de la región istmeña

Rodolfo Vásquez Mendoza

Tehuantepec.-A diez meses de haber abierto sus puertas, el Museo de la Revolución ha tenido buena aceptación entre el público asistente y sobre todo entre educandos tanto de esta ciudad como de comunidades vecinas.

Attachment-1

   Ubicado en uno de los salones de la Casa de la Cultura de esta comunidad zapoteca, este recinto inauguró sus actividades el 30 de noviembre del año del 2014, actualmente atiende visitas guiadas a estudiantes y también recibe al público en general de las 8 de la mañana a las 6 de la tarde de lunes a viernes.

   El investigador tehuantepecano, Mario Mecott Francisco, detalló que este museo ha sido el anhelo de varios años de lucha: “después de 18 años de haber iniciado como una modesta exposición, logramos conjuntar esfuerzos y abrir al público este espacio conocido ya como Museo de la Revolución “Gallegos, Rivera, Gurrión”, con vestigios de la lucha armada y objetos personales de estos tres personajes istmeños que pelearon contra el régimen porfirista”, explicó.

   La sala histórica, reveló el también coordinador del Centro Cultural Guendaliza’a A.C., se pudo concretar hasta el año 2014 con el respaldo de las autoridades municipales y la asesoría del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para su materialización.

TRES REVOLUCIONARIOS ISTMEÑOS

   Mario Meccott explicó que trata de un espacio dedicado exclusivamente a albergar objetos que pertenecieron a tres grandes revolucionarios: los licenciados Plutarco Gallegos y Crisóforo Rivera Cabrera, nacidos en Santo Domingo Tehuantepec, así como el profesor Adolfo C. Gurrión, oriundo de Juchitán de Zaragoza.

Attachment-1 (1)

   Indicó que la Sala de la Revolución “Gallegos, Rivera, Gurrión” se encuentran en “La Capilla” al interior del ex convento de Santo Domingo de Guzmán, inmueble del siglo XVI, donde también funciona la Casa de la Cultura de esta ciudad.

   Estos tres personajes, agregó, enfrentaron al régimen porfirista que primero encabezó en Oaxaca Emilio Pimentel y después el usurpador Victoriano Huerta. Gallegos padeció la cárcel de Santa Catarina y Gurrión fue encerrado en las mazmorras de San Juan de Ulúa.

   Más tarde Rivera y Gurrión, como integrantes de la XXVI Legislatura, huyeron de la capital luego de que Huerta puso precio a sus cabezas, pero Gurrión fue finalmente asesinado en Chihuitán el 17 de agosto de 1913, en tanto que Rivera Cabrera salvó su vida ocultándose Jalapa del Marqués.

MARIO MECOTT, PROMOTOR CULTURAL

   La Sala de la Revolución, promovida por el profesor Mario Mecott empezó a gestarse en 1996 cuando por primera vez se presentaron fotografías, muebles, documentos, objetos, vestimenta y otras piezas históricas de la época revolucionaria, las cuales posteriormente se exhibieron en la Biblioteca Pública Central de la ciudad de Oaxaca.

   Sin embargo, ninguna autoridad municipal mostró interés por otorgar a estos vestigios históricos un espacio adecuado para su exposición permanente, comentó el investigador y también autor de varios libros históricos de Santo Domingo Tehuantepec.

   Finalmente recalcó que el objetivo primordial de abrir este espacio cultural, ha sido alimentar el interés de toda la población, pero especialmente de niños y jóvenes por conocer su historia.

   En este proyecto están involucrados el Centro Mitla del INAH, que brinda asesoramiento y museografía, la Dirección de Cultura Municipal, la Casa de la Cultura, así como el Centro Cultural Guendaliza’a A.C., coordinado por el propio Mario Mecott Francisco. 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificar también

Close
Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios