Educación Financiera

Mario Castillo

Consultor en Finanzas

¿Qué tal amigos?

Espero se encuentren bien; en esta ocasión les quiero comentar acerca de los momentos de duelo. Sé que este tema es muy sensible y nadie desea experimentarlos, pero en algún momento llegaran.

Para muchos tocar el tema del dinero durante un duelo es sinónimo de apetito de recursos; que aunque puede ser que se dé el caso, eso no implica que esta afirmación aplique para todos los casos.

Por citarte un ejemplo: La solicitud de una pensión de una viuda con hijos pequeños o una persona de la tercera edad que depende de algún familiar.

¿Verdad que no es lo mismo?

Te invito a que me sigas y juntos leamos algunas recomendaciones que pueden evitarte a ti y a tus familiares más de un dolor de cabeza.

-Ten un espacio destinado para guardar tus documentos importantes.

-Si tienes algún ahorro, una inversión o un seguro, designa tus beneficiarios, lo mejor es dejar arreglado este tema, previniendo cualquier imprevisto.

¿Pero qué pasa si no hay un beneficiario designado?

Si eres familiar directo, tendrás que iniciar un juicio civil solicitando los recursos de tu familiar, adicional al juicio, debes presentar el acta de defunción, identificación oficial; y si algún apoderado realiza el trámite, es necesario contar con un poder para realiza dicho trámite.

Para el caso de un menor de edad, y en el supuesto que sea representado por sus abuelos; se requiere que estos se identifiquen como familiares del menor, presenten acta de defunción de los padres y acta de nacimiento del menor.

Quiero comentarte que este tipo de trámites, no son sencillos, ya que aparte del tiempo que tienes que invertir en los trámites, tendrás que desembolsar dinero, por que tendrás que pagar gestoría, un abogado y los gastos de traslados para realizar las diligencias. Y por si fuera poco, si en un lapso de tiempo no realizas tu solicitud, el dinero podría pasar a la beneficencia pública.

Como vez, el no estar preparado en estos momentos, puede implicar gastos y dolores de cabeza. Por lo que te invito a que consideres estas recomendaciones.

No hay comentarios

Deja un comentario