DE POLÍTICOS A POLITICOS
Armando LOPEZ GOMEZ
azulcremajuchiteco@hotmail.com

RESULTA SIEMPRE UN problema, la forma particular de cada gobernante de ejercer su poder en su respectivo ámbito y su particular manera de entenderlo o de hacerlo, de esto hay muchos ejemplos recientes, que todos hemos padecido de una u otra manera. Una de las cosas que a este escribiente le llama la atención es el uso arbitrario de la policía municipal, de ahí que sea importante que se implemente el llamado mando único, para evitar que los alcaldes cometan atropellos. Detallo algunos casos, de ediles del municipio de Juchitán.
Leopoldo de Gyves de la Cruz: En diciembre de 2001, el final de su gobierno, el palacio municipal tomado por los trabajadores para exigir pago de aguinaldo. Su entonces incondicional, Manuel Vásquez Nicolás, más conocido como “Manuel Chaparro”, tomó por asalto el edificio para “liberarlo” pero en realidad, para tenerlo como arma de negociación ante el siguiente gobierno municipal priista y a sabiendas que Héctor Matus sería nombrado como presidente del consejo municipal.
Héctor Matus Martínez: también al final de su gobierno, diciembre de 2004, siendo propietario de la ahora inexistente empresa Farmacias 24 Horas, impidió con la policía municipal, que la farmacia El Pastillero abriera sus puertas frente a su negocio en la avenida Efraín R. Gómez y calle 2 de Abril.
Mariano Santana López: en su segundo año de gobierno, en 2009, desató una feroz persecución de este su rotativo ENFOQUE DIARIO, arrebatando ejemplares y equipo de trabajo a los voceadores, en una auténtica agresión a la libertad de expresión. Esos son algunos casos que puedo narrarles, amables lectores.

Ahora al inicio del año 2017, comienzo del gobierno de la presidenta municipal de Juchitán, Gloria Sánchez López, alegando una facultad que le otorga la ley municipal para el estado de Oaxaca, se le ha “ocurrido” la brillante idea de nombrar administradores en cada una de las cinco agencias municipales y dos de policía.
Ignora la señora presidenta que los agentes fueron electos por tres años y sus periodos concluyen en marzo, justo después de que se elijan a las nuevas autoridades auxiliares, ya que las acreditaciones de tales funcionarios tenían vigencia hasta el 31 de diciembre, lo cual es lógico ante el fin de una autoridad vigente, pero que no es obstáculo para que continúen en sus encargos hasta en tanto se realicen los comicios correspondientes, salvo el caso de Santa María del Mar que el año pasado realizó su proceso.
En mi particular punto de vista, se trata de una interpretación sesgada, me parece que hasta de mala voluntad, una interpretación que nunca antes había sido usada por ningún alcalde, por lo que los agentes municipales aún en funciones pueden con todo derecho, acudir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para hacer valer la vigencia del mandato para el que fueron electos.
Me gustaría que los diputados locales derogaran las atribuciones que los presidentes municipales tienen para nombrar agentes municipales, ya que los habitantes de esos lugares ya han tomado, en la mayor parte de esas comunidades, el derecho que tienen de elegir de manera democrática, vía urnas o asambleas y/o usos y costumbres, a las respectivas autoridades que ellos deseen.
En el hecho, el TEPJF ha tomado ya en sus manos casos concretos de elecciones de agentes municipales (ejemplo, Álvaro Obregón, por citar un sitio cercano), pero falta que se exprese en las leyes electorales y no tengan las autoridades jurisdiccionales en la materia estar viendo ese tipo de conflictos que en nada ayudan a los pueblos. Ojalá la presidenta municipal, Gloria Sánchez, dé marcha atrás en sus pretensiones, bueno, si es que realmente son de ella…
¿Y PORQUÉ ME PREGUNTO si son sus pretensiones? Porque en Juchitán, hace muchos años, los integrantes del cabildo, regidores o síndicos se sientan en las sesiones de cabildo, pero ninguno toma una decisión sin consultar a su respectivo dirigente o cacique, generalmente un expresidente municipal. En el caso del gobierno anterior, siempre se tuvo la duda que a Saúl Vicente Vázquez, lo manipulara o lo mandara, Héctor Sánchez López, cabeza de un grupo coceísta, del que forma parte la presidenta municipal actual.
Si resulta lamentable que los concejales dependan de un líder que les dicte sus decisiones, más grave aún si una presidenta municipal (o presidente que para el caso es lo mismo) deba consultar y pedir el visto bueno de su cacique para tales o cuales situaciones.
Ha trascendido que muchas de las decisiones de quienes trabajan para el ayuntamiento juchiteco, han sido tomadas por Héctor Sánchez, al grado que muchos de los que son directores de área y coordinadores, están repitiendo en los cargos. Insisto, sé que Gloria Sánchez es mujer de decisiones, de mando y muy particular interés, pero se sigue observando que Héctor, su hermano, sigue con el sartén por el mango, a grado tal de que antes y después de la toma de protesta, todas las reuniones se hacían y siguen haciendo, en la casa de Héctor, dicen por ahí, lo que ve, no se juzga…
ESTE FIN DE
semana, el Frente Unido de Comunidades Oaxaqueñas (FUCO) realizó una declaración para fijar su posicionamiento ante la visita del gobernador Alejandro Murat, a este Istmo de Tehuantepec, donde señalaron varios puntos y exigencias. “… No podemos pasar desapercibo y solidarizarnos con millones de mexicanos afectados con el incremento al combustible. No imposición de megaproyectos a comunidades indígenas. La inclusión de más de cinco mil campesinos de la región del istmo, excluidos sin justificación alguna de los diversos programas sociales y de apoyo a sus labores, que ya percibían. La solución al problema de Santa María del Mar. Establecer mesa de negociación de alto nivel con los dos pueblos hermanos que ayude a una solución pronta y reapertura del acceso principal terrestre. La falta de atención a la problemática de la regularización de los predios de los jubilados de los extrabajadores del exingenio azucarero que cuentan con una posesión de hace más de 20 años”.
“Atención urgente a los municipios indígenas como son, Santa María Xadani y San Miguel Chimalapa, donde aún existen conflictos pos-electorales. Atención urgente a los transportistas de Juchitán que se les adeuda por parte del Ayuntamiento Juchiteco, deuda adquirida en la gestión de Saúl Vicente Vásquez. Y por último solicitamos la inmediata implementación de mesas de trabajo con todas las dependencias estatales y federales, para exponer nuestros puntos de vista y coadyuvar en la solución de las diversas problemáticas que vive el estado”, aseguraron en su comunicado….

No hay comentarios

Deja un comentario