MÉXICO, D.F. A iniciativa del presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado de la República, Benjamín Robles Montoya, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión rechazó la militarización de la frontera con Texas por parte de la Guardia Nacional de los Estados Unidos, para impedir el paso de migrantes a territorio norteamericano.

Sobre el acuerdo alcanzado este miércoles en la sesión del Poder Legislativo Federal, el legislador oaxaqueño manifestó:

“En diversos encuentros que hemos tenido con organizaciones y grupos de migrantes mexicanos hemos escuchado su preocupación por la manera en como autoridades norteamericanas pretenden criminalizar el fenómeno migratorio y como se violan los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes”.

“Por eso hemos pedido la intervención inmediata del Gobierno Mexicano para que reiteren a las autoridades estatales y federales de los Estados Unidos que el fenómeno migratorio debe atenderse desde una perspectiva integral, regional, de largo plazo, de protección a los derechos humanos y en ámbito de una colaboración eficaz y en corresponsabilidad con los países involucrados en este tema”.

En el punto de acuerdo aprobado por los representantes del Congreso de la Unión también solicitan a la Secretaría de Relaciones Exteriores que promueva ante el Consejo de Derecho Humanos la evaluación de la situación de los derechos humanos de los migrantes en los Estados Unidos.

Asimismo, que se informe de la condición de las niñas, niños y adolescentes no acompañados; y que la dependencia en mención impulse las acciones necesarias para disminuir el riesgo de eventuales violaciones a la integridad y a los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

El senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sostuvo que mantendrá estrecha comunicación con la comunidad migrante mexicana que vive en los Estados Unidos, para vigilar el respeto a sus derechos humanos y levantará la voz en los foros nacionales e internacionales que sean necesarios para evitar que un país, que se ha beneficiado enormemente con la mano de obra mexicana, violente las garantías inherentes a todo ser humano.

No hay comentarios

Deja un comentario