Damnificados en el Istmo siguen esperando apoyos ante la Declaratoria de Emergencia.

0
255


  • En La Ventosa, comerciantes reportan pérdidas de hasta 100 mil pesos en productos, mientras que damnificados no tienen ni donde dormir, pues perdieron todo por la inundación.

Faustino Romo Martínez.

Juchitán, Oax.- Habitantes del Istmo de Tehuantepec que resultaron afectados por las lluvias del pasado 12 y 13 de septiembre, siguen a la espera de los recursos del Programa para la Atención de Emergencias por Amenazas Naturales, los cuales  aún no se activan para los 10 municipios declarados como Zona de Emergencia por la Coordinación Nacional de Protección Civil.

La declaratoria de emergencia se emitió para los municipios de Unión Hidalgo, El Espinal y Ciudad Ixtepec por la presencia de lluvia severa ocurrida el 12 de septiembre de 2021. También para los municipios de Juchitán de Zaragoza, San Dionisio del Mar y Santo Domingo Ingenio por la presencia de lluvia severa e inundación pluvial ocurrida el 12 de septiembre de 2021.

Asimismo para los municipios de San Juan Guichicovi, Matías Romero Avendaño y San Francisco del Mar por la presencia de inundación pluvial ocurrida el 12 de septiembre de 2021.

De igual forma para el municipio de El Barrio de la Soledad por la presencia de Inundación pluvial ocurrida el 13 de septiembre de 2021.

A partir de esta Declaratoria, solicitada por el gobierno estatal, las autoridades deberían de contar con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y salud de la población afectada.

Sin embargo, a más de una semana de esta declaratoria, los damnificados aún están en espera de los apoyos.

De las localidades más afectadas, está la comunidad de La Ventosa, municipio de Juchitán, donde hay más de 7 mil damnificados.

«Es una burla»: vecinos afectados

En redes sociales, no se hizo esperar la reacción de las familias afectadas en La Ventosa, quienes señalaron que la Declaratoria de Emergencia en poco resuelve el desastre que dejaron las lluvias el domingo 12 de septiembre.

Y es que hay familias que perdieron casi todas sus pertenencias, y requieren de otro tipo de apoyos.

«A empezar de cero»: comerciante.

Roberto de Jesús Flores López, lo perdió casi todo en su tienda de abarrotes. Su vivienda y su negocio, fueron de los primeros inmuebles en inundarse.

Roberto, junto con otros vecinos, auxilió a las mujeres, niños y ancianos a salir de sus casas ante el desbordamiento de un dren que inundó sus viviendas en la colonia Los Pinos.

Sin importarle su propio patrimonio, puso a salvo a su familia y a los vecinos que estaban en emergencia por las lluvias.

«En mi negocio el agua alcanzó 90 centímetros y echó a perder muchos productos y en la casa entró 80 centímetros».

Roberto de Jesús estima que en productos de la tienda, tuvo pérdidas de alrededor de 100 mil pesos, aunado a lo que se perdió en enseres, aparatos electrodomésticos y muebles.

«Ni el gobierno estatal, federal o municipal (han apoyado), nadamás manifiestan que va a haber apoyo, ¿Pero apoyo de dónde? ¿O a quién se le va a dar el apoyo?. Prácticamente aquí fuimos los primeros afectados», señaló.

«Tenemos que empezar de cero, lo único que se salvó es lo que estaba más arriba, a donde no alcanzó el agua. En la bodega que tengo, las mercancías, todo se echó a perder», expresó.

Mientras se esperan los apoyos del gobierno federal, empresas privadas y ciudadanos se han organizado para apoyar a las familias más afectadas.

Deja un comentario