POR: Cassie Shortsleeve para Prevention

Aún que seas joven y activo, deja de hacerlas para que no tengas que bajar la velocidad más tarde.

Antes, los problemas en las articulaciones era algo por lo que solo los hombres viejos se preocupaban.

Sin embargo, hoy en día, cirugías ortopédicas de reemplazo articular son vistas en personas en sus 40’s o más jóvenes. De hecho, datos del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Estados Unidos revelan que el número de reemplazos de cadera se ha incrementado más del doble en solo 10 años, con mayor incidencia en personas de entre 45 y 54 años.

Loas cirujanos atribuyen este aumento a que la gente quiere permanecer activa mientras envejecen, indica el doctor Calin Moucha, jefe de cirujanos de reconstrucciones y reemplazos articulares en el Hospital Monte Sinaí.

Los implantes de hoy en día también duran más que los de antes, así que los reemplazos articulares son en la actualidad opción para personas más jóvenes, debido a que los doctores no están tan preocupados por tener que reemplazarlas, indica.

Pero, aunque las cirugías son efectivas, todos preferimos ahorrarnos ese viaje al hospital ¿no?

Estos son los errores más comunes que cometemos con nuestras articulaciones -y cómo mantenernos saludables.

SOLO ERES UN CORREDOR

Muchos pacientes que buscan los reemplazos articulares tienen buena salud cardiovascular, pero no necesariamente buena salud física, señala el doctor Moucha.

Si tú solo corres, puede que no estés balanceado tratándose de fuerza muscular y flexibilidad. Y esto, combinado con el trauma repetitivo con el tiempo, puede provocar artritis, destaca, causando que tus articulaciones se desgasten.

Relacionada: Recupérate de las lesiones de forma adecuada.

“El entrenamiento cruzado es importante”, dice el doctor Moucha. Darle a ciertos grupos musculares (como los que utilizas en carreras largas o trotes lentos) un descanso una o dos veces por semana, mientras activas nuevos músculos (como los que usas al hacer arrancones) puede evitar lesiones, agrega.

TE OLVIDAS DE TU PESO

Al correr, tus articulaciones cargan en 7 y 9 veces tu peso corporal, según el doctor Moucha.

Aunque tu cuerpo puede resistirlo -algunas investigaciones sugieren que el riesgo de que los corredores padezcan osteoartritis no se incrementa- es importante estar monitoreando la báscula.

“Desde un punto de vista biomecánica, subir de peso es demasiado estrés” agrega el doctor Moucha.

De hecho, una investigación del Reino Unido encontró que el riesgo de la gente con sobrepeso de necesitar un reemplazo de rodilla después de un tiempo aumenta 40% o más, en comparación con las personas con pesos normales.

Este vínculo es incluso mayor en personas jóvenes.

TE SALTAS EL ESTIRAMIENTO

¿La clave de la salud articular?

Conseguir un buen balance entre fuerza y flexibilidad, indica el doctor Moucha.

“Al envejecer, necesitas pasar la misma cantidad de tiempo (o más) estirando que fortaleciendo”.

¿Por qué? Debido a que, mientras más velas en el pastel de cumpleaños, menos flexibles se vuelven tus músculos, y músculos flexibles te ayudan a la movilidad articular.

LE EXIGES DEMASIADO A TU FLEXIBILIDAD

Rutinas extenuantes como los entrenamientos de intervalos de alta intensidad (HIIT por sus siglas en inglés) y carreras en el lodo no son la única manera de lastimar tus articulaciones.

Aunque prácticas como el yoga es una increíble manera de mejorar la flexibilidad y la fuerza, cualquier cosa extrema tratándose de rango de movimiento -como lograr una postura para la que tu cuerpo no está listo- puede ponerte en riesgo de padecer una lesión en las articulaciones, agrega el doctor Moucha.

Relacionada: El mejor tipo de yoga para tus músculos.

“Al crear rangos de movimiento extremos, puedes crear espolones óseos (formaciones óseas en los bordes de los huesos) los cuales pueden predisponerte a padecer artritis”, indica.

Tu mejor apuesta no es dejar de hacer yoga, sino apegarte a las modificaciones que se apegan a ti, agrega. Date tiempo antes de intentar cualquier cosa para lo que no estés listo.

No hay comentarios

Deja un comentario