TEHUANTEPEC

Papalote una alternativa en la pandemia.

“Este juego tradicional une a la familia, pues la emoción de verlo volar provoca sonrisas entre los niños”, Francisco Rojas Castillo.

Faustino Romo Martínez.

Tehuantepec, Oax.- “Con lo que estamos viviendo, considere necesario continuar promoviendo este juego tradicional, con esta pandemia los niños están aburridos, todo el tiempo están con el celular y creo que es necesario que se diviertan, pero además no solos, si no con la familia, con sus papás”, explicó Francisco Rojas un artesano de papalotes que busca que los niños se distraigan desde sus hogares, ocupando su tiempo en los juegos tradicionales.

 

Francisco Rojas es un padre de familia que desde hace diez años lleva realizando en la unidad deportiva del barrio de Santa Cruz Tagolaba eventos de juegos tradicionales, como carreras de costal, canicas, fútbol, trompo y desde luego volar papalotes, donde niños, jóvenes y padres de familia se reúnen para concursar y obtener un premio a través de la sana diversión.

“Yo he estado jugando con mi hijo, volamos papalotes desde la azotea y de ahí nació la idea de seguir promoviendo esta actividad, para que los niños no se aburran, pero sobre todo que los acompañen los papás, hay niños que vienen y les enseño como hacer su papalote, los papás igual y pues los que no tienen tiempo para aprender, pues ya les vendo un papalote, hay de varios amaños, de varios colores o dibujos, son económicos, 30,40 y hasta 50 pesos”, detalló

Señaló que les pone dibujos para niño o niñas, “Al niño un perrito, un caracol, para la niña mariposas, flores, en fin, el dibujo que prefieran, al que ellos les guste, hemos realizado varios eventos, también de canias y además del premio les damos una plantita para que lo siembren y ya nosotros nos encargamos de regarlos”.

Indicó que en esta ocasión lo que busca es que desde sus hogares los niños se diviertan, sin obtener un premio físico, más que la satisfacción de la convivencia y que los padres de familia dediquen tiempo a sus hijos a través de los juegos tradicionales y dejando a un lado la tecnología

Comentó que, en los meses de abril, mayo y hasta noviembre, el cielo se tapiza de papalotes en diversas formas, elaborados con carrizo y nailon en forma de estrella, rombo o avión y a algunos se les pone la famosa “matraca”, “Actualmente estas actividades han sufrido los estragos de la pandemia Covid-19 pues todos los espacios públicos deportivos se encuentran cerrado para evitar la aglomeración”.

Él se encuentra sobre la calle 3 de mayo en el barrio de Santa Cruz Tagolaba y se pone a disposición de todos aquellos que quieran aprender a elaborar papalotes al número telefónico 9717299966.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close