JUCHITAN

Gobierno de Oaxaca guarda hermetismo en el caso del Jefe jurisdiccional del Istmo.

• Interponen denuncia en contra del Doctor Daniel López Regalado ante la Fiscalía General de la Republica por actos constitutivos del delito de peligro de Contagio.
Además, denuncian a Javier Castillejos Guzmán por encubrimiento y demás delitos que se configuren.

Faustino Romo Martínez

Juchitán, Oax.- Leonardo Gómez Álvarez apoderado jurídico del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado a través del Hospital Regional “Presidente Juárez”, denunció ante la Fiscalía General de la República Delegación Oaxaca, ante los posibles hechos constitutivos del delito de peligro de Contagio, encubrimiento y demás que resulten en grado de tentativa, cometidos por Daniel López Regalado y Javier Castillejos Guzmán, en contra de trabajadores de esta institución y de la sociedad.

Cabe destaca que hace días en las redes sociales comenzó a circular que el Doctor Daniel López Regalado Jefe de la Jurisdicción Sanitaria número dos del Istmo, había dado positivo al Covid-19, siendo el primer caso en la región del Istmo, días después trascendió que este sábado en una actitud totalmente irresponsable se escapó de las instalaciones del Hospital Regional de ISSSTE de esta entidad, no sin antes de escupir pacientes y personal médico, sin que de manera oficial se asumiera como verdad, por parte de los Servicios de Salud de Oaxaca o el Gobernador del Estado.

Se decía que el 1 de abril el médico fue diagnosticado positivo, sin embargo se encontraba en su casa de la capital del estado por no presentar síntomas, un día más tarde desarrolló el cuadro clínico por lo que se presentó en el área de urgencias del hospital del ISSSTE y al no recibir el trato preferencial, que solicitaba, se levantó de la cama donde únicamente estaba canalizado con suero, y de manera prepotente comenzó a gritar recorriendo los pasillos y escupiendo a las personas que tenía enfrente, así como al inmueble.

Inclusive que en una actitud infantil en dos ocasiones se había “descanalizado” y había tratado de huir del hospital, hasta que pidió su alta voluntaria y lo abandonó.

En la denuncia entregada al delegado en Oaxaca de la FGR, se explica que el pasado 2 de abril ingresó al Hospital Regional “Presidente Juárez”, el derechohabiente que responde al nombre de López Regalado Daniel, quien una vez valorado por el TRIAGE en la unidad especial COVID para ello instalada, fue atendido de manera ambulatoria por no reunir las condiciones para su internamiento.

Ese mismo día a las 18:28 horas, nuevamente asiste al aérea refiriendo presentar fiebre, cefalea, tos productiva y disnea, por lo que una vez atendido en el TRIAGE, se decide le internamiento para observación, diagnosticándole IRA/Probable Neumonía Interstical, COVID 19 positivo.
Continúa la narrativa del tratamiento, explicando que el día 4 de abril aproximadamente a la 1:15 horas fue valorado por la médica internista quien recomienda no dar la alta voluntaria y las enfermeras informan al médico que el paciente se encuentra irritable descanaliza de muto propio ya que el paciente es médico de profesión e informan al médico TRIAGE, que el paciente se dio a la fuga, avisando este médico, al asistente de dirección, quien levanta el acta correspondiente, informando a la Subdirectora médico y al director del hospital.

En dicha acta se informa que el paciente Daniel López Regalado que desde las 10:00 de la noche del día 3 de abril, el comportamiento era de agresión y de prepotencia y que a toda costa solicitaba su acta voluntaria, la cual no le fue concedida, informándole que era necesario que permaneciera en el área aislado.

Señala que siendo las 02:30 horas de la mañana, se presntó nuevamente el paciente Daniel López Regalado y se procedió a su ingreso.

Detalla que siendo las 07:25 minutos y ante la actitud agresiva, grosera, irritable y prepotencia, se le da su acta voluntaria, argumentando como motivo, “No recibir atención adecuada desde el día jueves 30 de marzo del año en curso”, en donde se hace constar su salida en compañía de Jesús Castillejos Guzmán.

Finalizando la demanda señalando el articulo 199 BIS del Código Penal Federal, que tipifica como delito contra la salud el peligro de contagio al establecer:

El que a sabiendas de que está enfermo de un mal venéreo u otra enfermedad grave en período infectante, ponga en peligro de contagio la salud de otro, por relaciones sexuales u otro medio transmisible, será sancionado de tres días a tres años de prisión y hasta cuarenta días de multa. Si la enfermedad padecida fuera incurable se impondrá la pena de seis meses a cinco años de prisión. Cuando se trate de cónyuges, concubinarios o concubinas, sólo podrá procederse por querella del ofendido. Por lo que si una persona al tener conocimiento de que tiene una enfermedad que ponga en peligro de contagio de salud debe estar en cuarenta para evitar contagiar a los demás casos contrarios pudiera ser denunciado por este delito de Peligro de Contagio por la víctima y/ó infectado.

Por otro lado, circuló un documento de las enfermeras del Hospital de la Mujer y el Niño, dirigido a Enfermera Laura Idalia Sánchez Chávez, Secretaria General de la Sección 96 del SNTSA, en donde responsabilizan al Doctor Eduardo Revilla Rodríguez encargado de la dirección general del HRAEO por haber aceptado a dicho usuario pese a los antecedentes de lo acontecido en ISSSTE Oaxaca.

Con todo esto hasta el momento ni el Secretario de Salud Donato Casas Escamilla, ni el Gobernador del Estado, han hecho ni una declaración sobre el caso, que pudiera haber infectado a muchas personas, ya que por el cargo de Jefe de la Jurisdicción en el Istmo, el doctor Daniel López Regalado, se reunió con autoridades y trabajadores de la salud de varios municipios de la región, los cuales podrían haber sido infectados ante la irresponsabilidad de no tomar las precauciones debidas.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close